martes. 29.11.2022

La Dirección General de Industria del Gobierno de Cantabria ha autorizado la puesta en funcionamiento de una ITV (Inspección Técnica de Vehículos) de carácter fijo que se ubicará en Cabrojo (Cabezón de la Sal) con la previsión de que entre en funcionamiento este mismo mes, con la idea de proporcionar servicio al entorno de la comarca de Cabuérniga.

Con esta ITV se facilitan las inspecciones, que en 2021 han alcanzado un nuevo récord en Cantabria alcanzando la cifra de 350.000 a mediados de noviembre y superando ya el anterior récord marcado en 2020 con 328.000.

El consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, ha señalado que el nuevo servicio acercará más las inspecciones al entorno rural, concretamente al territorio próximo a Cabuérniga y Los Valles "con el beneficio que supone para la seguridad vial el hecho de mantener revisado y comprobado el buen estado de los vehículos". Adedmás, se ha referido al incremento de las inspecciones como "una respuesta positiva de la responsabilidad de los cántabros".

El consejero ha recordado que en los últimos cinco años se han invertido más de 1,8 millones de euros en las diversas ITVs de Cantabria y que los puestos de trabajo que estas estaciones generan ha pasado de 117 en 2017 a 153 en 2021.

En principio, para la nueva ITV en Cabrojo se pondrá en operación la unidad móvil universal, en desuso desde hace unos años, que realizará las inspecciones a las que estaba designada, es decir, a turismos y furgonetas que no superen las 3,5 toneladas.

Actualmente Cantabria cuenta con diez ITVs gestionadas por la empresa ITEVELESA, que además de Cabrojo están ubicadas en Maliaño (Camargo), Los Corrales de Buelna, Val de San Vicente, Reinosa, Polanco, Laredo, Ontón (Castro Urdiales) y Cillorigo de Liébana, además de una unidad móvil agrícola y de ciclomotores.

Además del proceso de las inspecciones técnicas, ITEVELESA ofrece servicios de traslado de vehículos y certificación del estado de los automóviles. Esta empresa, líder en las inspecciones técnicas de vehículos, se constituyó en 1992 para especializarse en seguridad industrial y específicamente en las inspecciones de vehículos.

En 1995 adquirió su primera estación móvil y durante los años 90 se extendió por cinco comunidades autónomas, entre ellas Cantabria, contando con más de una veintena de estaciones. En 2001 desarrolló la primera instalación de módulo de control de emisión de gases contaminantes y en 2003 amplió el servicio de unidades móviles agrícolas en tres comunidades autónomas.

En la actualidad mantiene un centenar de estaciones de inspección en ocho comunidades autónomas y Ceuta, ha informado el Gobierno regional en nota de prensa.

Comentarios