martes. 07.02.2023

Noviembre fue muy cálido en Cantabria, con una temperatura media de 10,4 grados centígrados, 1,3 por encima de la media de 1981-2010, que lo sitúa como el décimo noviembre más cálido de la serie ordenada 1961-2010.

Además, fue seco. Se recogieron 115 litros por metro cuadrado de promedio, cifra que está un 25% por debajo de la cantidad esperada en este mes, según el 'Avance climatológico de Cantabria' de la Delegación Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, noviembre se caracterizó por una intensa circulación zonal con paso continuado de borrascas procedentes del Atlántico, que han llevado hasta la región vientos del oeste y suroeste en general cálidos y secos.

En la primera mitad del mes se recogió poca precipitación, alternando los días de viento sur con el paso de frentes poco activos. La segunda quincena, sin embargo, la precipitación cayó en mayor cantidad. El episodio principal se prolongó entre los días 17 y 29 con lluvias casi a diario.

En el periodo de mayor intensidad, que se localizó entre los días 18 y 21, se recogieron más de 100 litros por metro cuadrado en Ramales de la Victoria y Santander-Parayas, por ejemplo, y para la mayor parte de las estaciones lo acumulado en estos días supuso el 50 por ciento del total de la precipitación caída en el mes.

Al final de este episodio se vieron las primeras nevadas del año en la región por encima de 1.000 metros.

En relación a las temperaturas, noviembre continuó la tendencia de meses anteriores, con temperaturas por encima de lo normal. Tanto las máximas como las mínimas se mantuvieron visiblemente por encima de los valores medios las dos primeras decenas, para descender después y quedarse en torno a la media los últimos diez días del mes.

El periodo más cálido se localizó en torno al día 13, con máximas que alcanzaron los 25 grados centígrados en Terán de Cabuérniga, San Felices de Buelna, Treto, Santander-Ojáiz, Torrelavega o San Vicente de la Barquera.

Ya en la tercera decena del mes se produjeron heladas débiles en las comarcas del Ebro y en el fondo de los valles cantábricos.

Se contabilizaron 108 horas de sol en Santander-Parayas, un 15%  más de lo esperado.

En el observatorio del aeropuerto de Santander el viento recorrió 8.930 kilómetros, muy cerca del valor esperado en este mes de 9.063 km. Sin embargo, el 25% de las observaciones indicaron viento de dirección oeste, cuando lo normal es que este rumbo aparezca en el 15 por ciento de las observaciones.

La mayor intensidad se registraron los días 3, 15, 21 y 23, con rachas que superaron los 90 kilómetros por hora en Ramales de la Victoria, Santander, San Roque de Riomiera, y en la estación de montaña de Alto Campoo.

Noviembre contabilizó 85 descargas procedentes de rayos en diez días, aunque la gran mayoría se registraron el día 21, con 64 descargas.

VALORES EXTREMOS

La temperatura máxima más alta registrada en noviembre fue 26,6 grados centígrados el día 12 en San Vicente; mientras la mínima más baja alcanzó los -3,2 grados el día 5 en Nestares.

La máxima precipitación recogida en 24 horas fueron 56,1 litros por metro cuadrado el día 21 en Tresviso; y la racha máxima de viento alcanzó los 100 kilómetros por metro cuadrado el día 3 en Alto Campoo.

Comentarios