sábado 31/7/21
CANTABRIA

Ningún alcalde de Liébana acude a la manifestación para reclamar el acondicionamiento del Desfiladero

Unas 200 personas se han manifestado por parte del Desfiladero de la Hermida para exigir al Ministerio de Fomento que invierta los más de 60 millones ya "aprobados" y "consignados" para el acondicionamiento de esta carretera.

Desde Vecinos por Liébana se ha acordado dar de plazo hasta marzo para presentar el proyecto y a continuación comenzar a ejecutarlo, y ha advertido que si el Gobierno no lo hace "internacionalizarán" el problema.

En el manifiesto que se ha leído en el acto, se ha reivindicado que este acondicionamiento "no solo es una cuestión de dignidad" sino de "supervivencia" y de "no condenar a todo un territorio a morir en el olvido".

Manifestación Desfiladero de la Hermida (Foto @jr_blanco_)
Imagen de la manifestación. Foto: @jr_blanco_

Unas 200 personas, según los convocantes, se han manifestado este viernes festivo, Día de la Inmaculada, bajo la lluvia, por parte del Desfiladero de la Hermida para exigir al Ministerio de Fomento que invierta los más de 60 millones ya "aprobados" y "consignados" para el acondicionamiento de esta carretera, una protesta respaldada por más de 60 entidades pero que se ha celebrado sin la presencia de ninguno de los ocho alcaldes de Liébana, del PP, PRC y PSOE.

Sin embargo, sí ha habido, por ejemplo, representantes de la nueva Dirección regional del PSOE, que lidera Pablo Zuloaga, y que ha remitido un comunicado de apoyo a la protesta, y también de municipios de Liébana donde no gobiernan.

También ha habido representación de otros partidos o formaciones políticas, como Vecinos x Liébana, que ha coordinado la iniciativa; Podemos, Ciudadanos o IU, según han explicado a Europa Press los organizadores.

Además, esta manifestación está apoyada también por otras entidades, como sindicatos, asociaciones deportivas y negocios de la zona y también por particulares. Durante su organización y celebración se han recogido unas 650 firmas para reclamar el acondicionamiento del Desfiladero.

Los manifestantes han recorrido este viernes, ataviados con chalecos amarillos, y bajo la lluvia unos tres kilómetros del Desfiladero, los que hay desde la entrada de esta vía en su vertiente lebaniega, y ha recorrido la N-621 hasta los aparcamientos de Sotama, cercanos a la localidad de Tama, donde se ha leído el manifiesto.

El encargado de leerlo ha sido el arciprestre de Liébana, Elias Hoyal, como persona de consenso acordada por el grupo de voluntarios de la manifestación.

Durante su organización y celebración se han recogido unas 650 firmas para reclamar el acondicionamiento del Desfiladero

En el texto que ha leído ha pedido que "se haga lo que tenga que hacerse por parte del Estado para que el Desfiladero de la Hermida sea una carretera segura".

Esta manifestación convocada desde hace semanas se ha celebrado seis días después de que el ministro de Fomento y exalcalde de Santander, Íñigo de la Serna, anunciara en una visita a la capital cántabra que Fomento invertirá en torno a 60 millones de euros en la construcción de un nuevo trazado en más de 20 kilómetros del Desfiladero de la Hermida (N-621), en un tramo comprendido entre las comunidades autónomas de Cantabria y Asturias.

Según dijo, la idea del Ministerio es que el proyecto esté aprobado para el verano, de modo que las obras puedan comenzar a finales de 2018 o principios de 2019.

POR "DIGNIDAD" PERO TAMBIÉN POR "SUPERVIVENCIA"

En el manifiesto, se ha reivindicado que el acondicionamiento del Desfiladero "no solo es una cuestión de dignidad" sino de "supervivencia" y de "no condenar a todo un territorio a morir en el olvido".

El arciprestre de Liébana ha llamado la atención en el hecho de que "nunca" hasta hoy los lebaniegos se habían unido "para decidir su futuro, para pelear por lo suyo" y para "frenar" la "lenta muerte" que, según ha dicho, está afectando a una comarca que "se marchita" y de la que los jóvenes se marchan porque "no ofrece oportunidades".

"Todo eso ha cambiado hoy. Este es el primer paso. Mirar a vuestro alrededor y tomar conciencia de que juntos nada nos detendrá", ha reivindicado el arciprestre.

En el comunicado que ha leído, se ha recordado que los lebaniegos son "ciudadanos españoles como el resto" y tienen "obligaciones" peor también "derechos", y entre ellos el de "igualdad de oportunidades".

"Nosotros decimos que este Desfiladero, tal y como está, es un obstáculo que debe ser adecuado porque ahora mismo viola nuestro derecho a la igualdad de oportunidades", ha dicho el arcipreste, que ha señalado que es algo "inconstitucional".

Se ha recordado que los lebaniegos son "ciudadanos españoles como el resto"

"Que aplique el 155 al Desfiladero de la Hermida y nos lo devuelvan cuando encaje en la Constitución", ha ironizado el arciprestre, que se ha quejado de que es una carretera con tres siglos de historia y cuyo trazado no ha sido modificado en todo este tiempo.

El coordinador de Vecinos x Liébana y candidato de esta agrupación en Camaleño de cara a las elecciones municipales de 2019 se mostrado "muy satisfecho" por la asistencia que ha habido pese a la lluvia.

"Pensamos que iba a ser mucha menos gente", ha dicho el coordinador de esta formación y candidato en Camaleño en las elecciones municipales de 2019, Carlos M. Moreno, quien ha aplaudido que "por primera vez" los lebaniegos hayan decidido salir a la calle para defender lo suyo.

SI EL GOBIERNO NO REALIZA LA INVERSIÓN VXL IRÁ A EUROPA

Desde Vecinos por Liébana se ha acordado dar de plazo hasta marzo para presentar el proyecto y a continuación comenzar a ejecutarlo y ha advertido que si el Gobierno no lo hace "internacionalizarán" el problema porque "ya no pueden esperar más".

Así, ha anunciado que plantearán este asunto al Defensor del Pueblo Europeo, como han hecho con el de España, que finalmente ha reconocido que el Estado debe más de 67 millones al Desfiladero.

Sobre la ausencia de los ocho alcaldes de la zona y del presidente de la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia, Moreno ha opinado, a nivel personal, que la actitud de estos regidores de no participar en la protesta, y en algunos casos de intentar "boicotearla", es algo del "caciquismo del siglo XIX".

De estos ocho alcaldes, cuatro son del PP (Potes, Cillorigo de Liébana, Cabezón de Liébana y Pesaguero); dos son del PSOE (Tresviso y Peñarrubia) y dos son del PRC (Vega de Liébana y Camaleño).