sábado 19/6/21
CORONAVIRUS

Los municipios piden un “ejercicio de responsabilidad” en Semana Santa para que “no se produzca el inicio de la cuarta ola”

Suances espera la visita de “centenares de personas”, todos ellos cántabros, aunque confía en la “responsabilidad individual de las personas”.

Noja ha pedido al Estado más efectivos de la Guardia Civil para reforzar la seguridad no solo en la Villa, sino en los municipios cercanos.

Control de la Guardia Civil en un municipio cántabro
Control de la Guardia Civil en un municipio cántabro

A pesar del confinamiento perimetral que hay en Cantabria desde finales del 2020, algunos municipios han experimentado la llegada de visitantes, muchos de ellos a sus segundas residencias. Esta circunstancia, unida a la llegada de la Semana Santa y al riesgo de que se puedan incumplir las medidas de seguridad y sanitarias acordadas por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, ha llevado a muchos municipios a lanzar mensajes de responsabilidad.

Suances espera que, a pesar de las limitaciones y “con el empuje de los visitantes cántabros”, se pueda “tener una Semana Santa aceptable”

Un mensaje y una preocupación que se repite de un extremo a otro de Cantabria. Por ejemplo, en Suances se espera “la visita solo de cántabros y cántabras” y se confía en la “responsabilidad individual de las personas” en unos días en los que “debe imperar” el sentido común. Así lo ha señalado el concejal de Turismo, José Luis Plaza, en declaraciones a este medio, en las que ha asegurado también que, a pesar de eso, se “reforzarán, cuando así se estime oportuno, los controles y dispositivos especiales” puestos en marcha desde los gobiernos regional y nacional.

Y es que Suances espera la visita de “centenares de personas”, sobre todo “si el tiempo nos acompaña”. Pero el riesgo sigue existiendo. Es por eso que el edil ha hecho un llamamiento a los vecinos para que “sigan comportándose con la misma responsabilidad que han mostrado hasta ahora”.

Consciente de lo que la ciudadanía lleva vivido en el último año, Plaza ha pedido “paciencia” y ha pedido un último “ejercicio de responsabilidad” porque “de cada uno de nosotros depende acabar con el coronavirus”. “No vale echar la culpa a otros o mirar para otro lado”, ha afirmado.

Para un municipio como Suances, la Semana Santa supone el inicio de una temporada que alcanza su punto álgido en verano. Y evidentemente, la actual pandemia afecta de forma directa al turismo, como ha reconocido el concejal. Aunque es un “sector que está tratando de reinventarse para adaptarse” a la situación, Plaza ha asegurado que las administraciones están haciendo un “esfuerzo por ayudarles” en forma de medidas directas e indirectas.

Por eso, el municipio espera que, a pesar de las limitaciones y “con el empuje de los visitantes cántabros”, se pueda “tener una Semana Santa aceptable” que permita “afrontar el verano con optimismo”.

“Este 2021 tiene que ser el año del inicio de la recuperación. Pero para eso todos debemos trabajar en la misma dirección, con responsabilidad y confianza”, ha opinado el edil, añadiendo que, en todo caso, es necesario “actuar con firmeza y entender que del pequeño sacrificio de hoy dependerá que tengamos un mejor futuro”.

Noja ha remitido una carta a la Delegación de Gobierno en Cantabria para pedir un aumento de los efectivos de la Guardia Civil para que controlen la movilidad

REFUERZO DE LA SEGURIDAD

La situación de Noja es, si cabe, más delicada. El municipio pasa de unos 2.700 habitantes a casi 80.000 cada verano, un incremento demográfico que no se puede atender solo con los efectivos de la policía municipal que actualmente tiene esta villa marinera.

Ya en julio de 2020 el Ayuntamiento remitió una carta a diferentes ministerios y autoridades estatales para solicitar un refuerzo de seguridad ante la posibilidad de que llegaran muchos de los visitantes que cuentan con una segunda residencia, la mayoría de comunidades cercanas como País Vasco. Y ahora, ante el riesgo de incumplimientos de los cierres perimetrales, han vuelto a pedir ese refuerzo.

El alcalde de Noja, Miguel Ángel Ruiz Lavín, en nombre de la Corporación municipal, ha remitido una carta a la Delegación de Gobierno en Cantabria para pedir un aumento de los efectivos de la Guardia Civil para que controlen la movilidad en las carreteras cántabras, no solo para garantizar la seguridad en la Villa, sino en municipios cercanos como Meruelo, Arnuero o Bareyo.

Como ha explicado el concejal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Torre, el principal objetivo es controlar que en Semana Santa “no se produzca el inicio de una cuarta ola”. Al igual que el edil de Suances, reconoce el “esfuerzo que llevamos realizado” y la “fatiga que acumulamos”, pero precisamente para “no echar por tierra” todo eso, “es más importante que nunca” cumplir y respetar las medidas sanitarias y de seguridad.

De este modo, Noja se suma a Suances y a muchos otros municipios de Cantabria en el llamamiento a la responsabilidad y la solidaridad tanto de vecinos como de visitantes.

Pero la misiva no ha sido lo único que se ha utilizado. El senador del PRC por Cantabria y diputado regional, José Miguel Fernández Viadero, se reunía esta semana con el regidor para conocer las necesidades del municipio, que las trasladará al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una batería de preguntas en la Cámara Alta.

Lo cierto es que la situación se ha ido complicando con los años. A pesar de los recursos que destina el Ayuntamiento a mantener la seguridad y el bienestar de los vecinos, el incremento de población en épocas como la Semana Santa pone de manifiesto la necesidad de contar con un refuerzo.

El cuartel municipal de la Guardia Civil ha ido perdiendo efectivos, como señala el PRC en una moción que se debatirá el próximo miércoles, 31 de marzo, en el Pleno. Esto ha derivado en una especie de “efecto llamada” para cometer delitos, sobre todo en comparación con los efectivos que sí tiene, por ejemplo, País Vasco. Es por eso que el equipo de Gobierno considera imprescindible recuperar un cuartel de la Guardia Civil con efectivos suficientes que garanticen la seguridad de vecinos y visitantes.

Comentarios