lunes 17/1/22

Una mujer, procedente de Madrid junto a sus dos hijos pequeños, llegó a una posada de Suances, en la cual rechazó hospedarse porque no tenía el pasaporte Covid. Al entrar a la misma le pidió al recepcionista la hoja de reclamaciones e incluso le instó a saltarse la ley, indicando que no tenía "porque pedir el pasaporte covid".

La mujer se refirió a la situación actual como la "Tercera Guerra Mundial" e indicaba que “No me voy a perforar absolutamente para nada la nariz, ni me voy a hacer ninguna prueba que dañe mi integridad física para pasar por el aro de este estado medio comunista nazi que nos están intentando imponer”.

Comentarios