sábado 23/10/21
INDUSTRIA

Moderado optimismo en el Gobierno ante la situación de la fábrica de Sidenor en Reinosa

Podemos alerta de que la compañía quiere invertir cerca de 80 millones de euros en su planta de Basauri, lo que supondría la pérdida de 50 empleos en la planta de Cantabria.

Fábrica de Sidenor en Reinosa
Fábrica de Sidenor en Reinosa

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha confesado que le "preocupa" la situación de la factoría de Sidenor en Reinosa, aunque se ha mostrado "moderadamente optimista" en llegar a un acuerdo que excluya la aplicación de un Expediente de Regulación de Temporal de Empleo (ERTE) de la misma.

Revilla se ha pronunciado así, a preguntas de la prensa, sobre la posibilidad de que Sidenor solo aplique el ERTE en la factoría cántabra, según publica El Diario Montañés.

El jefe del Ejecutivo ha admitido que "claro" que le "preocupa" pero ha subrayado que el Gobierno, a través de la sociedad pública Sodercan, está negociando con la empresa. "Somos moderadamente optimistas y ellos saben perfectamente que las condiciones para que el Gobierno les apoye son que no haya un ERTE en la fábrica de Reinosa".

Podemos ha opinado que el "optimismo" del Gobierno de Cantabria respecto a la situación "era excesivo"

El presidente ha reconocido que los sectores de la forja pesada y la laminación, a los que se dedica la factoría campurriana, son los que están sufriendo las consecuencias de la crisis porque se dedican a unas actividades "que están un poco en declive a nivel mundial"`, pero ha insistido en que en el Gobierno regional son "relativamente optimistas" de que alcanzar un acuerdo "porque estamos en constante contacto con la empresa". "También se van a reunir con el comité de empresa la semana que viene y espero que tengamos buenas noticias", ha confiado.

En relación al plan industrial que ha demandado al Gobierno, Revilla ha indicado que aún no se ha presentado, pero está incluido en la negociación, así como el "posible apoyo" de la Administración regional "pero siempre en base al mantenimiento de la actividad y los puestos de trabajo de Reinosa".

"Esa será la condición que ponga el Gobierno para un apoyo", ha reiterado Revilla, que no ha ofrecido más destalles para no especular "sobre algo que estamos negociando". "La semana que viene supongo que habrá alguna noticia al respecto", ha adelantado.

Gran problema

Por otra parte, cuestionado por la previsión de crecimiento al alza de Cantabria, que sería del 2,8% del Producto Interior Bruto (PIB) para 2016, publicado hoy por el Indicador Santander de Actividad, el presidente ha reconocido que el "gran problema" de la comunidad es la industria, por lo que "apalancar" el sector industrial es el objetivo del Gobierno.

Revilla ha destacado que, frente a las previsiones "muy malas" del Gobierno cuando asumió el poder, éste ha conseguido aproximar los datos a la media nacional. "Yo creo que este año será mejor y vamos a ver si remonta un poco la economía, no solamente el sector de los servicios que va muy bien", ha confiado.

El jefe del Ejecutivo ha hecho hincapié en la necesidad de poner en marcha algún proyecto que afiance el sector industrial, que es el que genera actividad estable, para que la comunidad no dependa solo de la coyuntura del sector servicios, aunque sea "muy importante, y seguro que este año va a ser todavía más importante que el anterior".

El presidente se ha pronunciado así a preguntas de la prensa antes de acompañar a alumnos del colegio público Manuel Llano en su visita al Parlamento de Cantabria.

Enorme preocupación

Por su parte, Podemos Cantabria ha manifestado su "enorme preocupación" por el ERTE "inminente" que, según este grupo, afectará a todos los departamentos de la fábrica de Sidenor en Reinosa y que comenzará a negociarse el lunes con los representantes sindicales.

En un comunicado, Podemos ha subrayado que la "principal función" del Gobierno no es garantizar las condiciones económicas del ERTE o de las prejubilaciones y bajas incentivadas que se van a llevar a cabo en los próximos años, "tarea que ya realizan los sindicatos en representación de los trabajadores de la planta", sino exigir a la empresa un plan de viabilidad e inversiones que garanticen el futuro de su actividad y de la creación de empleo estable y de calidad en la comarca campurriana.

La formación morada ha opinado que el "optimismo" del Gobierno de Cantabria respecto a la situación "era excesivo", y ha censurado que las gestiones realizadas hasta ahora desde el Gobierno a través de Sodercan y de la Consejería de Industria "se han demostrado insuficientes".

En su opinión, "todo apunta a que la línea de laminación de la factoría de Reinosa se trasladará al País Vasco".

La preocupación de Podemos es aún mayor en este aspecto porque, según fuentes de la empresa consultadas por este partido en Cantabria, la intención de la compañía es invertir una cantidad cercana a 80 millones de euros en su planta de Basauri para concentrar toda la actividad de laminación allí en 2019. "Eso significaría para la explotación de Reinosa la pérdida directa de la menos 50 puestos de trabajo, así como la de su línea de producción más rentable", ha apostillado el grupo.

En este sentido, también ha criticado "la inacción del Ejecutivo cántabro que, al contrario que el Gobierno Vasco, ha sido incapaz de facilitar las inversiones en tecnología que garanticen el futuro de la planta de Reinosa para las próximas décadas".

Podemos ha afirmado que respaldará al Gobierno en cualquier iniciativa en esta dirección, "pero no apoyará la inyección de dinero a la dirección de la empresa por vía accionarial o por vía de créditos sin un plan claro que apueste por el futuro a medio plazo de su actividad".

"Sidenor no es una empresa que esté padeciendo los problemas económicos que han sufrido otras empresas durante la crisis, y entendemos que el dinero público no debe ser destinado a garantizar los beneficios de la dirección de empresas privadas sino a garantizar el futuro de la actividad industrial, su innovación, desarrollo y calidad como ejes fundamentales para el futuro de nuestra región", ha concluido.