jueves 5/8/21
OBRAS PÚBLICAS

La mejora de la N-621 en el Desfiladero de La Hermida se adjudicará a final de año y comenzará en 2022

El secretario general de Infraestructuras del MITMA ha visitado la zona con las delegadas del Gobierno de Cantabria y Asturias
El secretario general de Infraestructuras del MITMA ha visitado la zona con las delegadas del Gobierno de Cantabria y Asturias

Las obras de mejora de la N-621 en el Desfiladero de La Hermida se adjudicarán a finales de este año y comenzarán en 2022 y tienen un plazo estimado de duración de cuatro años. Así lo ha anunciado este martes el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), Sergio Vázquez Torrón, quien ha visitado este martes la zona con las delegadas del Gobierno de Cantabria y Asturias, Ainoa Quiñones y Delia Losa, respectivamente.

En la visita también han participado el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria, José Luis Gochicoa, así como alcaldes de la zona en ambas comunidades autónomas. Vázquez ha avanzado estos plazos después de que ayer, lunes, concluyera el periodo de presentación de ofertas y ha resaltado que el Ministerio "licita pocas obras como ésta, una o dos al año".

Y es que, según ha subrayado, se trata de una actuación con un "importe económico considerable", licitada por 95,7 millones de euros y un plazo de ejecución estimado de 48 meses y que supondrá ejecutar "una obra con casi precisión quirúrgica" para respetar el paisaje y los valores medioambientales de "este entorno espectacular". "Consideramos que era de justicia hacer un esfuerzo para cumplir un compromiso con Cantabria y Asturias", ha dicho Vázquez Torrón, quien ha destacado el compromiso del Ministerio con la mejora y modernización de la Red de Carreteras del Estado en Asturias y Cantabria.

El secretario general de Infraestructuras ha apuntado que las obras de mejora del Desfiladero de la Hermida es una actuación reclamada durante décadas por los alcaldes de la zona por la dificultad de la orografía y, por ello, considera que ahora se está "en un momento de celebración" porque "por fin" se han licitado y "pronto podrán empezar a actuar". Por su parte, la delegada del Gobierno en Cantabria ha destacado que "Liébana y Cantabria necesitan para el impulso de esta comarca estas obras que, por fin, un Gobierno de España, asume en primera persona y toma como pretensión propia para el progreso y bienestar de esta tierra".

Quiñones ha ensalzado que, con esta actuación, Liébana "no solo mira ya al pasado, ni piensa en el presente, sino que también dibuja el futuro" de "este paraíso único en España y en Europa, que con estas obras va a tomar el impulso definitivo en estos próximos años". Mientras, su homóloga de Asturias ha señalado que el contrato de estas obras "se ejecutará lo más pronto posible para favorecer las comunicaciones en esta zona" demostrando el Gobierno de España "una vez más que cumple las promesas con Asturias y Cantabria". "Es una obra largamente demandada por los vecinos y hasta ahora había cierta desconfianza en que se llevase a cabo. Pero este Gobierno por fin lo va a ejecutar, no son creencias, sino un compromiso en el BOE", ha añadido Losa.

DETALLES DEL PROYECTO

Por otro lado, el jefe de la Demarcacion de Carreteras del Estado en Cantabria, Fernando Hernández Alastuey, ha explicado los detalles técnicos del proyecto. La carretera N-621 es la única vía de acceso desde la cornisa cantábrica hacia los valles de Camaleño, Liébana y Picos de Europa. A partir de la localidad de Potes, la carretera encara el puerto de San Glorio, a través del cual se accede a la provincia de León. Tiene un tráfico medio de 2.500 vehículos diarios, llegando a triplicarse en puntas durante los meses de verano debido al alto interés natural y paisajístico de la zona.

El objetivo de esta actuación es, según ha señalado el Ministerio, resolver y garantizar la accesibilidad en la zona, además de asegurar la continuidad de la circulación y mejorar la seguridad vial, todo ello salvaguardando los altos valores ambientales del entorno. El proyecto consiste en la mejora e integración ambiental de la carretera N-621 entre los P.K. 154,5 (Castro Cillórigo, Cantabria), y P.K. 174,5 (Panes, Asturias), en una longitud de 17,2 km que corresponden al paso por el desfiladero de La Hermida, en paralelo al curso del río Deva. Su trazado se ubica por tanto en Cantabria (11 km) y Asturias (9 km). El proyecto afecta a los términos municipales de Cillorigo de Liébana, Peñarrubia, Tresviso y Peñamellera Baja. La carretera cuenta actualmente con 174 curvas de radio menor a 100 metros, de las cuales 11 tienen incluso menos de 25 metros.

Con esta actuación, se pretende aumentar la seguridad y confort de los usuarios configurando una plataforma de dos carriles de 3 m de anchura, arcenes de 1 metro, cunetas de 0,50 m y 0,50 m más para los sistemas de contención. Para ello, es necesaria la construcción de 1.175 metros de estructuras laterales apoyadas, 2.556 metros de muros y 9.261 metros de voladizos. También se reforzarán los sistemas de protección de la calzada contra desprendimientos de rocas de las laderas del desfiladero, se mejorarán de los sistemas de contención contra la caída de vehículos al río, y se crearán nuevas zonas de estacionamiento y descanso. Asimismo, se mejora la señalización, el balizamiento y el drenaje. Todas estas actuaciones complementarán las obras que actualmente desarrolla Mitma en la N-621, consistentes en el ensanche y mejora de su trazado en varios tramos, incluyendo los 4 puentes que existen sobre el río Deva, hasta ahora ortogonales al cauce del río. Estas actuaciones se han proyectado teniendo en cuenta el singular entorno natural atravesado, procurando la adecuada integración paisajística y ambiental del proyecto.

Comentarios