martes 17/5/22

El consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria, el socialista Miguel Rodríguez, considera que "a lo mejor" con ómicron se podría haber tratado como una gripe pero se cuestiona si eso se podrá hacer con las posibles variantes futuras puesto que no se sabe ni su contagiosidad ni su letalidad.

"Ya veremos a ver con las variantes futuras si eso se puede hacer", ha afirmado Rodríguez en una entrevista en RNE, recogidas por Europa Press, unos días después de que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, haya anunciado esta semana que España comenzará a cambiar el sistema de vigilancia y control de la Covid-19 una vez se haya superado la sexta ola, "nunca antes", ya que "la enfermedad pandémica poco a poco va adquiriendo características de endemia".

Rodríguez ha afirmado que "hay incertidumbre" respecto a esa cuestión y a la evolución de la pandemia. "No sabemos lo que va a pasar", ha reconocido.

ESPERA QUE LA SEXTA OLA TOQUE TECHO EN LAS DOS PRÓXIMAS SEMANAS

En relación a la evolución de la sexta ola en Cantabria y cuándo ésta podría alcanzar su "pico", Rodríguez espera que éste se produzca este mismo mes de enero, bien en esta próxima semana o en la siguiente, para luego iniciar el descenso.

Sin embargo, por ahora ha recordado que Cantabria todavía está en una "tendencia creciente", aunque posiblemente con un decalaje de incremento menor que en las semanas pasadas pero aún en ascenso.

En ese sentido, ha apuntado que la incidencia a 14 días ya supera los 4.000 casos por 100.000 habitantes y la de a 7 días es más de la mitad.

"TENEMOS QUE AGUANTAR", DICE RODRÍGUEZ ANTE LA "TENSIÓN" ASISTENCIAL

Por tanto, por ahora, ha insistido en que la situación es "complicada", sobre todo por la "tensión importante" que hay en el sistema sanitario, tanto en los hospitales como en la Atención Primaria.

En los hospitales, ello se debe a la "alta" cifra de hospitalizados que hay por Covid tanto en planta como en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Según los últimos datos cerrados la pasada medianoche, en Cantabria hay 208 hospitalizados, 26 de ellos en las UCI.

Como prueba de esta "tensión", ha señalado que, por ejemplo, en Valdecilla hay siete plantas dedicadas al Covid, lo que supone que el 30% de la estructura del hospital está dedicada a la atención a la pandemia, lo que está haciendo que haya "mucha atención" y cirugías que se están posponiendo porque no da para más", aunque -ha dicho- "nada importante y no demorable".

"Es una situación que esperamos que no haya que mantenerla mucho tiempo", ha confiado el consejero dado que se espera que en las dos próximas semanas la curva se estabilice y empiece a bajar la incidencia.

También esta sexta ola, según ha señalado, está produciendo una sobrecarga adicional en una Atención Primaria que ya estaba de por sí sobrecargada.

Los centros de salud están "dándolo todo" para atender lo más posible a los usuarios

El consejero ha reconocido que los médicos de los centros de salud están "dándolo todo" para atender lo más posible a los usuarios, sobrellevando la sobrecarga en la asistencia telefónica, en las consultas, en la gestión de los partes de baja y "resolviéndolo como buenamente pueden".

Rodríguez ha asegurado que Sanidad ha puesto en marcha medidas para intentar ayudarles. Así, por ejemplo, ha detallado que se han contratado más de una treintena de auxiliares administrativos en los centros de salud para la atención teléfonica y para intentar liberar a los facultativos de los temas más burocráticos, con el objetivo de dejarles más tiempo para atender a los pacientes.

También, en lo relativo al personal, ha reconodado que Sanidad ha aprobado una resolución que posibilita al Servicio Cántabro de Salud a contratar a médicos y enfermeras jubilados.

Se ha sacado la vacunación de los centros de salud, llevándolo a grandes centros de vacunación

En otro orden de cosas, se ha sacado la vacunación de los centros de salud, llevándolo a grandes centros de vacunación, y también se van a reforzar los puntos de pruebas diagnósticas para "quitar trabajo" a los profesionales de los centros de salud. "Tenemos que aguantar así porque no es una cuestión de decir: cierro", ha apostillado.

En cuanto a la estrategia que va a seguir Cantabria en la gestión del Covid, Rodríguez ha explicado que los planes de la Consejería es seguir aplicando el protocolo establecido el pasado 3 de diciembre en cuanto a las medidas restrictivas se refiere para cada nivel.

Y en cuanto a la vacunación, el consejero ha recordado que la estrategia es nacional y ha señalado que Cantabria "no se va a desviar" de lo que en ella se vaya estableciendo. De esta forma, se aplicará la administración de las dosis de refuerzo ya aprobada para los mayores de 18 años.

"ORGULLOSO" DE LA GESTIÓN DE LA PANDEMIA

De forma general, el consejero cree que en Cantabria se ha hecho un "buen trabajo" en la gestión de la pandemia pese a que, según reconoce, se pueden haber cometido "errores".

Ha insistido en que la gestión de la pandemia en la comunidad ha estado basada en todo momento en la "evidencia científica" y en lo que los técnicos de Salud Pública han propuesto en cada momento en base a la situación y en lo que se ha ido sabiendo del virus.

Así, ha afirmado que cuando ha tenido que firmar resoluciones que incluían restricciones lo ha hecho "convencido", sabiendo que las decisiones de los técnicos se adoptaban "pensando en el bien general de la población", aunque éstas hayan supuesto a veces "daños colaterales" en determinados sectores por las limitaciones.

"Nosotros (en Sanidad) lo que tenemos que pensar es en el bien de la población global y la Consejería de Sanidad y el consejero de Sanidad están para pensar en la salud y en la vida de las personas. Los daños económicos y su resarcimiento no es una cuestión que le corresponda a Sanidad", ha afirmado.

"ME HE SENTIDO RESPALDADO POR MI PARTIDO"

Cuestionado acerca de si en ocasiones se ha sentido poco respaldado, Rodríguez ha insistido en que él ha tomado las decisiones que le proponían los técnicos. "Como yo tenía claro que eso era lo que tenía que hacer, independientemente de lo que opinaran los demás...", ha dicho Rodríguez.

Preguntado de si se ha sentido respaldado por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), Rodríguez se ha limitado a señalar que él "se ha sentido respaldado por su partido", el PSOE, que es, según ha dicho, lo que le hubiese podido faltar si no hubiera tenido ese apoyo.

Se ha mostrado "convencido" de lo que se ha hecho en la gestión de la pandemia y cree que los resultados lo demuestran. Así, ha señalado que Cantabria, según el informe MoMo sobre sobremortalidad del Instituto de Salud Carlos III, ha sido la única comunidad que solo ha tenido un único periodo de sobremortalidad, al inicio de la pandemia en marzo de 2020.

"Durante todo el resto (de tiempo de pandemia) no ha habido sobremortalidad en Cantabria", ha destacado Rodríguez, que ha afirmado que, a la vista de estos informes, Cantabria es "la comunidad que más vida ha salvado en la gestión de la pandemia". "Que habremos cometido errores, por supuesto que sí, pero hemos sido muy rigurosos y eso ha tenido resultados", ha opinado.

Además, ha considerado una "suerte" que en Cantabria haya tocado gestionar una pandemia en un momento en que la Consejería estaba en manos socialistas.

Rodríguez, aunque ha reconocido que la legislatura se está haciendo "muy larga" al tener que gestionar una pandemia pero ha insistido en el "compromiso político" adquirido cuando aceptó el cargo de consejero.

"Esto de los compromisos políticos es un poco como los matrimonios: en lo bueno, en lo malo, en la salud y en la enfermedad y, por lo tanto, a no ser que haya circunstancias sobrevenidas, pues es el trabajo que me ha tocado y el que voy a intentar cumplir", ha dicho.

Comentarios