viernes 22/10/21
EDUCACIÓN

Mañanes celebra el “cambio de actitud” de los sindicatos docentes y estos le acusan de seguir “intoxicando a la opinión pública con tergiversaciones”

“Cuando se cumpla el plazo administrativo iniciaremos en los tribunales el contencioso contra el actual calendario escolar”, advierte la Junta de Personal.

mananes
Francisco Fernández Mañanes

El consejero de Educación del Gobierno cántabro, Francisco Fernández Mañanes, "celebra el cambio de actitud" de los sindicatos docentes al aceptar sentarse a negociar el calendario escolar del próximo curso y las jornadas reducidas de junio y septiembre en el marco del "insoslayable respeto" a la legalidad vigente. Mañanes ha realizado esta afirmaciones a preguntas de la prensa sobre la nueva propuesta negociadora que la Junta de Personal Docente ha remitido a la Consejería. "Ningún problema, sino todo lo contrario, porque es lo que les habíamos propuesto", ha respondido el consejero, quien ha precisado que su departamento convocó el pasado 3 de septiembre a los sindicatos y puso sobre la mesa la negociación del calendario del próximo curso y a los pocos días les presentó un borrador. En todo caso, ha señalado que intentar aprobar el calendario del próximo curso en este último trimestre del año, como plantea la Junta de Personal Docente, "aportará seguridad y certidumbre". De hecho, ha opinado que "sería bueno que lo hiciéramos todos los años porque es muy deseable que el calendario se conozca con más antelación". El consejero ha afirmado que una vez alcanzado un acuerdo sobre el calendario escolar, se iniciaría una "segunda negociación", relativa a la jornada reducida de junio de 2019, "en función de la legislación que, en ese mes, esté vigente", tal y como reza textualmente la propuesta de la Junta de Personal Docente.

"La Junta de Personal Docente no le ha dado la razón, simplemente le ha tomado por la palabra"

Estas declaraciones de Mañanes no han gustado a los sindicatos docentes, que en un comunicado le han acusado de "seguir intoxicando a la opinión pública con tergiversaciones". "La Junta de Personal Docente no le ha dado la razón (en el escrito de la Junta se le dice textualmente que nunca hemos compartido su interpretación de la ley), simplemente le ha tomado por la palabra. Como él siempre argumentó que la legalidad le prohibía mantener las jornadas reducidas de junio y septiembre, ahora que esa legalidad va a cambiar con la próxima derogación del Real Decreto-ley 14/2012 (el de los recortes de Rajoy) le exigimos que negocie ya el calendario. Si va a ser “legal” la jornada reducida (según su interpretación de la ley), negociemos ya el cambio de calendario. Esto es lo que propone la Junta de Personal. Lo único que hemos cambiado en relación a la anterior propuesta ha sido invertir el orden de la negociación: primero negociar ahora en octubre el calendario con jornada reducida completa (3,5 horas todo septiembre y junio, y 175 días lectivos) para el curso 2019/20 y después la jornada reducida de junio de 2019. No renunciaremos a ella mientras estemos a tiempo de cambiarla", ha añadido la Junta de Personal Docente.

Mañanes había recordado que el Parlamento ha mandatado este mismo lunes al Gobierno a que, junto con las familias y los sindicatos, busque acuerdos que pongan fin al conflicto escolar, un escenario que según el consejero "parece que está más cerca", ya que las bases de la negociación en su opinión son ahora "más sólidas y seguras". El titular de Educación se había congratulado de que los sindicatos de la Junta de Personal Docente acepten al fin que "el marco negociador es el marco legal" y ha destacado que no se trata de estar a favor o en contra de la jornada reducida, sino de que el Real Decreto de 2012 impide aplicarla. El proyecto de ley aprobado por el Consejo de Ministros la semana pasada y pendiente de tramitación parlamentaria, contempla la derogación de dicho real decreto en lo que se refiere a horarios en el curso 2019/20, lo que impediría volver al mismo sistema de jornada reducida en junio de 2019 como pedían los sindicatos docentes. "No es un capricho, no es una opción aplicar o no la ley, es una obligación aun cuando uno tenga sus reservas", había añadido Mañanes, quien había precisado que está a favor de la jornada reducida y que no tiene "ningún perjuicio ideológico" en torno a este asunto.

“Para el consejero esto es un juego político de declaraciones y de quedar bien en los medios, para nosotros no”

Por su parte, la Junta de Personal ha insistido en que “para el consejero esto es un juego político de declaraciones y de quedar bien en los medios. Para nosotros no. Nosotros le hemos hecho una última propuesta y ahora le queremos coger por la palabra. Si hay un acuerdo claro, firme y creíble por su parte, lo valoraremos. Si no hay nada (como nos tememos), seguiremos con actuaciones de protesta el curso entero hasta conseguir nuestro objetivo, con este consejero o con el que venga detrás de él”. Por último, ha advertido de que “cuando se cumpla el plazo administrativo iniciaremos en los tribunales el contencioso contra el actual calendario escolar, porque consideramos que se nos impuso con graves defectos de forma y mala fe negociadora. Veremos a ver qué dicen los jueces”.

Comentarios