martes 26/10/21

El Gobierno traslada la situación "desastrosa" en la que se encuentra Cantabria

Las rachas de viento en Santander han superado este domingo los 100 kilómetros por hora, una de las más fuertes de España, mientras que en Soba, Villacarriedo y Santillana del Mar figuran entre los puntos del país con más precipitación acumulada.

lluvia
Soba, Villacarriedo y Santillana del Mar figuran entre los puntos del país con más precipitación acumulada.

El consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, ha pedido hoy a la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, que traslade al Gobierno central la situación “desastrosa” en la que se encuentra Cantabria tras las inundaciones acontecidas estos días para que se adopten medidas, puesto que “el riesgo sigue existiendo”.

La ministra ha visitado Cantabria para comprobar los daños sufridos en algunas localidades de la región como Caranceja, en Reocín, o San Mateo, en Los Corrales de Buelna, donde esta mañana se han desalojado 5 viviendas por la amenaza de un argayo.

De la Sierra ha expresado su “preocupación” ante la posibilidad de que las lluvias previstas en los próximos días provoquen de nuevo problemas en la región y ha asegurado que todos los servicios están “al máximo” para evitar posibles riesgos. Por otro lado, ha anunciado que, tras haber atendido en un primer momento las “necesidades” de los ciudadanos y una vez que la situación se normalice, se llevará a cabo la realización de un informe en el que intervengan todos los sectores para que sirva como “reflexión y análisis” de cara al futuro ante la evidencia de los efectos provocados por el cambio climático. 

En este sentido, Carcedo ha apostado por la “cooperación y prevención” entre las diferentes administraciones para “mitigar los efectos en la medida de lo posible y que las poblaciones sufran las mínimas consecuencias”. 

Situación actual y recomendaciones  

La Comunidad Autónoma permanece en estos momentos en situación de preemergencia.  Según ha informado el consejero, todos los servicios están en “continúo análisis” para prevenir los riesgos y, entre otras medidas, se sigue de cerca el cauce de los ríos y la evolución de la meteorología.  En esta fase, el personal de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ejecutivo y del 112 se centrará en la vigilancia de las incidencias abiertas y continuará coordinando el operativo que trabaja en la recuperación de las infraestructuras afectadas. 

El Gobierno de Cantabria, a través de la Dirección General de Protección y Emergencias y el 112, pide a la población extremar la precaución puesto que nos encontramos en una situación excepcional, ocasionada por las intensas lluvias e inundaciones, en la que infraestructuras y entornos naturales presentan importantes daños.

Las zonas afectadas por el temporal presentan peligros añadidos para la ciudadanía. Hay daños que pueden tener evolución, como los argayos, especialmente con las lluvias generalizadas que se esperan para toda la semana. Por tanto, se solicita a los cántabros que, en la medida de lo posible, eviten zonas afectadas por las inundaciones, que no acudan a ver los daños ocasionados por el agua, que no se acerquen a las cuencas fluviales y que se alejen de infraestructuras dañadas. Se insta a no cruzar puentes cegados de vegetación o afectados por fisuras, a evitar muros movidos o fracturados, corrimientos de tierras, laderas fisuradas, y carreteras o fincas argayadas. Además, se recomienda a todas aquellas personas que vivan en zonas cercanas a laderas que observen el terreno y, ante cualquier desprendimiento o fractura abierta, llamen al 112 para comunicar la situación, y que se pueda valorar el posible riesgo de corrimiento y las medidas a adoptar para evitar daños en personas y bienes. Asimismo, si se detectan nuevos daños en infraestructuras públicas o privadas, igualmente, se debe de poner en conocimiento del 112, para proceder a tomar las medidas preventivas que sean necesarias para minimizar el peligro existente. En último término, se ruega a los ciudadanos que antepongan su seguridad y eviten riesgos que, en estos momentos, tras la situación desencadenada por las fuertes lluvias, son mayores.

LLUVIA Y VIENTO

Según la información de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), actualizada hasta las 17:42 horas y consultada por Europa Press, Soba, con 19,2 litros por metros cuadrados caídos en lo que va de domingo, se situaba como el quinto punto del país con más precipitación acumulada, solo por delante de Bera, Roncesvalles y Luzaide, en Navarra, y Sopuerta, en Vizcaya.

En Villacarriedo, que ocupa a estos horas el séptimo lugar del ránking nacional de precipitación acumulada este domingo, han caído 17 litros por metro de lluvia y 16,6 en Santillana, en octavo lugar.

Y en cuanto a las rachas de viento, en Santander, a las 14:10 horas, se superaron los 100 km/h, de las más importantes del país, pero aún lejos de las que se han registrado en puntos del País Vasco, donde han llegado en la zona del cabo Machichaco (Vizcaya) a los 134 km/h, que han sido las más fuertes de este domingo en toda España. 

ZONAS AFECTADAS

En la localidad de San Mateo,  han sido evacuadas cinco viviendas esta mañana al verse amenazadas por el argayo de una ladera.  El desalojo se ha producido después de que ayer por la tarde se produjera una fractura en el terreno, de unos 100 metros de alto por 30 de ancho, unos 3.000 metros cuadrados, que ha incrementado su peligro con las lluvias caídas esta madrugada. A estas horas de la tarde, la lluvia dificulta el argayo que está con riesgo de desplazamiento sobre las viviendas. 

Por otra parte, un rayo cayó durante este domingo en una casa en Beranga, afectado al tejado de la casa y a la la estructura eléctrica de la misma. Los bomberos acudieron al lugar de los hechos para contrastar los daños.

Además, Cantabria continúa este domingo con cortes en la N-611, uno a altura de Pesquera y otro en Los Corrales de Buelna, y en cuatro carreteras autonómicas por los efectos de las inundaciones producidas el pasado jueves.

Comentarios