lunes 27/9/21
TRIBUNALES

En libertad provisional el cabecilla de los disturbios por el toque de queda en Santander

Captura de vídeo difundido por redes sociales de los disturbios en Santander
Captura del vídeo difundido por redes sociales de los disturbios en Santander

El Juzgado de Instrucción número cuatro de Santander ha decretado la libertad provisional para el supuesto cabecilla de los graves disturbios ocurridos en Santander durante las protestas contra el toque de queda nocturno por la pandemia del coronavirus, en la madrugada del 30 al 31 de octubre de 2020 y que se saldaron con varios detenidos y policías heridos, además de destrozos en mobiliario urbano.

La resolución judicial, dictada este mismo mes y a la que ha tenido acceso Europa Press, se ha dictado tras un escrito de la Fiscalía, en el que consideraba "razonable" revisar la situación personal del investigado y acordar el cese de la prisión provisional decretada tras los altercados.

En su petición, el ministerio público tenía en cuenta el tiempo transcurrido desde los hechos -tres meses- y la evolución de las acciones de protesta colectiva, que solo se produjeron el primer fin de semana de la restricción de la movilidad por la noche. Pero aunque la fiscal pedía la libertad provisional para el implicado, solicitaba también otras medidas cautelares, para que T.D.P. comparezca cada quince días ante el Juzgado. Y, además, interesaba que se le prohíba de forma expresa acudir a cualquier celebración, reunión o manifestación pública, "hayan sido o no convocadas oficialmente, en cualquier punto del territorio" de la comunidad autónoma.

TRATAMIENTO PSIQUIÁTRICO URGENTE

Por su parte, la abogada del procesado había solicitado mediante en un escrito, consultado igualmente por esta agencia, la puesta en libertad de su cliente, alegando que precisa "tratamiento psiquiátrico urgente", para "mejorar su situación personal".

Según esta letrada, de la documental aportada a la causa se desprende que el chico ha de ingresar en el Servicio de Psiquiatría y Urgencias del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla o en Centro Hospitalario Padre Menni para "ponerse en tratamiento".

DISTURBIOS

Centenares de personas participaron en las concentraciones convocadas en Cantabria contra el toque de queda nocturno decretado en todo el país para frenar el Covid participaron, en la madrugada del 30 al 31 de octubre de 2020.

En Santander tomaron parte unas 150 personas de nacionalidad española y sudamericana, y las protestas terminaron con graves disturbios, al menos ocho detenidos -hombres y mujeres, y también un menor de edad- y cuatro agentes de Policía Nacional heridos. Los arrestados lo fueron por delitos de desórdenes públicos, daños, desobediencia y atentado, ya que algunos lanzaron bengalas ardiendo, un monopatín, piedras y botellas de cristal a los efectivos, alcanzando algunas de ellas a cuatro, aunque sus lesiones no fueron de gravedad.

Los implicados generaron "graves disturbios" levantando adoquines, causando daños al mobiliario urbano y en dos vehículos policiales y quemando contenedores y cruzándolos en el centro de la calzada, donde no había circulación de coches -más allá de los policiales- debido al toque de queda.

En Torrelavega también se produjo una concentración, en la que participaron unas 200 personas que cortaron el tráfico, pero se disolvió sin incidentes.

Ambas se sumaron a otras ciudades españolas en las que proliferaron estas protestas que habían sido convocadas a través de las redes sociales, como Burgos o Barcelona, que al igual que en Santander terminaron con graves disturbios.

Comentarios