martes. 16.08.2022

Este martes los vecinos y visitantes de Santander han tenido una compañía inesperada. Una foca gris se ha convertido durante unas horas en el centro de todas las miradas de curiosos y paseantes que se han acercado hasta Puertochico, en pleno centro de la capital cántabra. En concreto, el animal estaba descansando y tomando el sol en la rampa de los prácticos del puerto santanderino, aprovechando el calor más intenso de las horas centrales del día.

Como ha apuntado el director del Museo Marítimo, Gerardo García Castrillo, no es algo inaudito, según han recogido varias agencias. De hecho, es “habitual por estas fechas”, sobre todo en ejemplares como este, de entre tres y cuatro meses, cuando han dejado de ser crías pero todavía no han alcanzado la edad adulta. Y aunque muchas suelen asustarse con la presencia del ser humano o con alguno de los ruidos de las ciudades, este ejemplar parece estar tan cómodo tomando el sol que apenas ha reaccionado ante la mirada y los comentarios de los curiosos.

Comentarios