lunes 17/5/21
UIMP

Un investigador del CNB-CSIC apunta a las bacterias como las “grandes aliadas” contra el cambio climático

victordelorenzo
Víctor de Lorenzo, este martes en Santander

El profesor de Investigación del Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CNB-CSIC) Víctor de Lorenzo ha apuntado a la utilidad de las bacterias para abordar el cambio climático. "Los grandes aliados para abordar este problema son precisamente las bacterias que viven en nuestro planeta", ha asegurado. Así lo ha valorado De Lorenzo durante su ponencia Malas noticias y buenas noticias: los microorganismos gobiernan la tierra, que ha tenido lugar hoy martes en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander con motivo del XIX Aula de Verano Ortega y Gasset. Iniciación a la Universidad. En este sentido, el profesor ha calificado al calentamiento global como uno de los impactos medioambientales "más grandes", ya que, según ha explicado, no hacer nada al respecto supondría "la destrucción" de la sociedad. "Los ecosistemas, una vez que han perdido su punto de equilibrio, llegan a una situación irreversible y, aunque se pare de emitir esa molécula contaminante, el sistema no se recupera", ha advertido.

"Nuestra presencia en el planeta es muy corta y es incierto que vayamos a durar mucho más en términos geológicos en la superficie del planeta"

De Lorenzo ha señalado que el cambio climático es "consecuencia" de la forma de vida actual y que supone un problema de una dimensión "tan enorme" que las "actitudes piadosas" no sirven "absolutamente para nada". Frente a ello, ha propuesto como solución "aliarse" con el microbioma ambiental, que representa el 70% de la biomasa del planeta, pues a su juicio los microorganismos son "los únicos agentes" capaces impactar de forma "real" en el clima. Así, el profesor ha insistido en que aunque los humanos se crean "los reyes del mundo", dependen "por completo" de todo lo que hacen los microorganismos, que, como ha recordado, vinieron a colonizar el planeta mucho antes. "Nuestra presencia en el planeta es muy corta y es incierto que vayamos a durar mucho más en términos geológicos en la superficie del planeta", ha precisado. En este sentido, De Lorenzo ha subrayado que el planeta tierra "está vivo" gracias a la actividad de los microorganismos. "Son los actores del teatro del mundo, los que se encargan de mantener la dinámica global", ha aseverado.

El investigador ha puntualizado asimismo que a pesar de que las bacterias tienen "muy mala reputación" porque en muchos casos se relacionan con distintas enfermedades, "están en todos los sitios y no es malo que sea así". Precisamente, ha insistido en que los humanos han establecido con estos microorganismos una "buena" relación. "Gracias a ellas tenemos el grado de bienestar que tenemos como seres humanos", ha subrayado De Lorenzo, que ha recordado que los grupos humanos que "intercambian" bacterias desarrollan un "conjunto de bacterias compartidas", el microbioma, y ha señalado que "compartir eso contribuye a la cohesión y a la armonía entre distintos grupos animales y humanos". En concreto, ha asegurado que tanto las interacciones sociales como los estados de ánimo están determinados por las bacterias de nuestro cuerpo. "Hay una conexión directa entre el intestino y el cerebro. Es una especie de secuestro de la actitud de nuestras preferencias", ha concluido.

Comentarios