viernes. 19.08.2022

La Guardia Civil de Palencia, en colaboración con la de Cantabria, ha investigado al conductor de una motocicleta que tras ser captado circulando con exceso de velocidad, hizo caso omiso a las señales de parada de los agentes y se dio a la fuga a elevada velocidad y sin respetar las normas de circulación.

Según fuentes del Instituto Armado, los hechos ocurrieron durante la realización de un punto de verificación de velocidad a la altura del kilómetro 52,500 de la carretera A-67 sentido Palencia, cuando se captó una motocicleta marca Yamaha que circulaba con exceso de velocidad.

Los agentes que se encontraban unos kilómetros más adelante, realizaron señales de parada a la motocicleta a lo cual hizo caso omiso, mientras aceleró bruscamente causando peligro para el agente que tuvo que apartarse para evitar ser atropellado.

La motocicleta ocupada por el conductor y un pasajero, continuó a gran velocidad por la N-611, circulando en sentido contrario en una rotonda, realizó un adelantamiento por la derecha y circuló a gran velocidad por la localidad palentina de Piña de Campos, por lo que también causó peligro para los peatones que se encontraban en las inmediaciones. Esta conducción temeraria duró unos 35 kilómetros durante los que los agentes realizaron señales acústicas y ópticas de parada a lo que el conductor hizo caso omiso hasta que finalmente lo perdieron de vista.

La coordinación con Guardia Civil de Cantabria, permitió llevar a cabo la investigación para lograr identificar al conductor del vehículo, el cual no coincidía con el titular del mismo.

Comentarios