jueves 26/5/22

La Policía de Santander ha auxiliado a una mujer y a su hijo que, sobre las 23:50 horas, se empezaron a encontrar indispuestos en su domicilio, en la calle Prado San Roque, debido a una intoxicación de monóxido de caborno procedente, al parecer, de la mala combustión de la caldera.

Después fueron atendidos por una ambulancia del 061, que les trasladó al servicio de Urgencias del Hospital Valdecilla para su tratamiento.

También acudió al lugar una dotación de los Bomberos Municipales para revisar la instalación. En concreto, fue un autotanque compuesto por seis efectivos para comprobar los niveles de monóxido de carbono en vivienda, y procedieron a su ventilación para bajar nivel de CO.

 

Comentarios