miércoles 18/5/22

La Guardia Civil de Cantabria ha intervenido un depósito con más de 1.000 litros de gasóleo transportado en un camión en Ramales de la Victoria. El conductor del vehículo, que dio positivo en el test de drogas, no pudo acreditar la procedencia del combustible, y tampoco tenía las autorizaciones y permisos necesarios para su transporte. Según ha informado hoy viernes el instituto armado, el gasóleo intervenido se encontró en un depósito de grandes dimensiones, de uso habitual para contener agua en los trabajos agrícolas y ganaderos.

Los hechos tuvieron lugar este martes 25 por la tarde, cuando los guardias de Ramales de la Victoria, en un control a la salida de su población, observaron un camión que les infundió sospechas al principio porque no parecía estar en condiciones idóneas para la circulación. Tras identificar al conductor, un vecino de Vizcaya de 49 años, inspeccionaron el camión y comprobaron que transportaba un depósito de grandes dimensiones, cuyo contenido superaba la marca de los 1.000 litros, que resultó ser gasóleo B bonificado, cuya procedencia no pudo justificar el conductor.

Los agentes comprobaron que el hombre carecía de documentación para amparar la circulación del gasóleo y del permiso para trasladar dicha carga en el camión, por lo que confeccionan diferentes informes-denuncias por estos hechos. Además, al observar que el conductor pudiera estar bajo los efectos de algún tipo de sustancia, el Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Laredo se trasladó al lugar para realizarle la prueba indiciaria de detección de sustancias estupefacientes, que dio positivo en THC (cannabis).

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil observó diferentes irregularidades relacionadas con el reglamento de transportes, que también se denunciaron. El gasóleo fue intervenido y los agentes continúan las investigaciones para intentar averiguar su procedencia.

Intervenido en un camión un depósito con más de 1.000 litros de gasóleo
Comentarios