jueves 16/9/21
INDUSTRIA

El Gobierno destina casi 200.000 euros a GSW para tres proyectos de I+D+i

Industria respalda ante el Gobierno central los proyectos de GSW para los fondos europeos
Industria respalda ante el Gobierno central los proyectos de GSW para los fondos europeos

La Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria ha concedido ayudas por un total de 193.042 euros a Global Steel Wire para la ejecución en su fábrica de Nueva Montaña de tres proyectos de I+D+i que inciden en su estrategia de orientar sus productos hacia mercados con mayor valor añadido como son la automoción y el de bienes de equipo.

La compañía ha presentado estas investigaciones industriales a la línea de ayudas de concurrencia competitiva INNOVA 2020 de la Dirección General de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Emprendimiento Industrial, con una inversión subvencionable de 961.838 euros, ha informado el Gobierno de Cantabria en nota de prensa.

En el marco de esta convocatoria, el departamento que dirige Javier López Marcano ha concedido ayudas por un total de 4 millones de euros a 65 proyectos de I+D+i de empresas de la Comunidad Autónoma, que movilizarán una inversión total inducida de algo más de 16 millones de euros. Esta convocatoria persigue el triple objetivo de consolidar proyectos de innovación regional, apoyar a la industria y a las empresas cántabras en el desarrollo de nuevos productos, procesos y servicios innovadores que ofrezcan salidas innovadoras de la crisis, y evaluar nuevas actividades y acciones en torno a las nuevos escenarios productivos y tecnológicos del nuevo orden socioeconómico post COVID19.

El consejero de Industria e Innovación, Javier López Marcano, ha destacado la "continua apuesta" de GSW por la I+D+i como base de una estrategia de crecimiento que pasa por mejorar la calidad y sostenibilidad en la fabricación de acero a través de tecnologías digitales y procesos con baja huella de carbono, reforzar la posición de GSW como suministrador de aceros aptos para las máximas exigencias y mantenerse como referente en el sector siderometalúrgico, tanto a nivel nacional como internacional. Uno de los proyectos aprobados en la convocatoria INNOVA 2020 consiste en el desarrollo de un nuevo proceso experimental que permita perfeccionar la identificación y caracterización de las inclusiones no metálicas.

El consejero destaca que el principal objetivo de este proyecto es mejorar las propiedades de los productos de GSW para ganar en competitividad en el sector de la automoción. Con una inversión subvencionable de 490.841 euros, y una ayuda concedida de 118.743 euros, el plazo de ejecución termina en febrero de 2022. Con este proyecto se pretenden desarrollar nuevas calidades de productos aptos para aplicaciones más exigentes dentro del sector de la automoción o bienes de equipo, así como mejorar la calidad de los aceros actuales destinados a los muelles de amortiguador o refuerzo para los neumáticos.

Marcano afirma que estos sectores son y serán unos de los principales consumidores de acero de todo el mercado internacional, a la vez que presenta unos requerimientos de calidad muy elevados, de manera que ser competitivo en este mercado particular permite serlo en otros sectores igual menos exigentes. De esta manera, GSW espera ganar cuota de mercado en este sector y en otros en los que los requerimientos sean similares.

Optimizar su proceso productivo para producir un acero de mayor calidad a través de la introducción de técnicas de aprendizaje automático (machine learning) y de inteligencia artificial en sentido amplio es el objetivo de la segunda investigación industrial de GSW que ha conseguido fondos de la convocatoria INNOVA 2020, en concreto 53.257 euros, para una inversión subvencionable de 312.362 euros y con plazo de ejecución hasta finales de este año.

El objetivo es el desarrollo de una herramienta algorítmica de predicción de limpieza inclusionaria en aceros de estampación que permita obtener aceros de altas prestaciones mediante un modelo basado en algoritmos de aprendizaje automático, con la idea de proporcionar a los fabricantes de componentes para automoción unos aceros con características microestructurales adaptadas a sus posteriores procesos.

La tercera investigación industrial de GSW se centra en el ámbito de la economía circular y la valorización de residuos. El objetivo es el diseño de una nueva tecnología viable tanto técnica como económicamente para conseguir reducir el contenido en aceite de la cascarilla -un residuo muy rico en óxido de hierro que se genera en las operaciones de fabricación de acero-, de forma que sea valorizable para ser empleada en otros procesos. Con una inversión subvencionable de 158.635 euros, este proyecto ha conseguido una ayuda de 21.042 euros y su plazo de finalización está previsto para el último trimestre de este año.

Comentarios