viernes 14/5/21
CANTABRIA

“Los incendios los provocan personas, no colectivos concretos”

Incendio forestal
Incendio forestal

Cantabria arde. Estas palabras se repiten cada año, y siempre son iguales. Los campos de la región se envuelven en las llamaradas del fuego que azota cada temporada a la comunidad, y que provocan daños casi irreparables en las zonas más rurales, porque en la mayoría de ocasiones no llega a las grandes ciudades.

En esta ocasión, el pasado fin de semana, con más de 100 incendios forestales activos, aunque no simultáneamente, los diferentes operarios y trabajadores de la comunidad apagaron el fuego. 

En este sentido, el director general de Biodiversidad, Medioambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, asegura que “ha habido un trabajo excelente por parte de todos”. Así, explica que han sido varios los personajes involucrados en estas extinciones del fuego, entre los que se encuentran “lógicamente, aquellos compañeros que estuvieron al pie del cañón en el campo, operarios de las cuadrillas y bomberos forestales, los agentes del medio forestal, las personas que dirigen el operativo, los ingenieros, los emisoristas, la BRIF del Ministerio, los medios aéreos del 112 y los parques de bomberos de Protección Civil”.

De esta forma, precisa que “cuando se dan este tipo de episodios es necesaria la colaboración de todos”, agradeciendo así el trabajo de las más de 350 personas que han participado en los operativos.

“Provocar un incendio en el monte es fácil. Hay que tener los arrestos para hacerlo, pero es fácil”, destaca. No obstante, también señala que, “a pesar de que Cantabria tiene unos montes relativamente amplios y vías de comunicación buenas, también posee una orografía complicada que hace difícil detectar a las personas que lo provocan”.

LOS CULPABLES DE LOS INCENDIOS

En cuanto a los culpables de los incendios forestales del pasado fin de semana, Lucio comenta que “si supiéramos quién ha sido el culpable ya estaría a disposición judicial”. Además, ha añadido que “los incendios los provocan personas, no colectivos concretos”.

La dirección general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático de Cantabria sigue sin señalar a un culpable concreto

Lo cierto es que, a lo largo de la semana, partidos políticos de Cantabria como Podemos se han mostrado firmes, y han culpado al Gobierno regional compuesto por PRC y PSOE de las olas de incendios que, cada año, se suceden a lo largo de toda la Comunidad Autónoma en las mismas fechas.

Además, la formación morada también señaló, a través de un comunicado de prensa, al presidente de la región, Miguel Ángel Revilla, como “cómplice de los mismos”, y le han acusado de “no tener la valía para señalar a los culpables de los focos”.

“Criminalizar colectivos, además de ser injusto, no responde a la realidad”

No obstante, desde la dirección general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático de Cantabria se sigue sin señalar a un culpable concreto. Sin embargo, sí que distingue entre “individuos concretos, que son los que provocan los incendios, y colectivos a los que se les suele culpar sin prueba alguna”. 

Además, señala que “cuando  ocurren estos momentos ‘pico’ donde el fuego cubre Cantabria, aparecen intereses de provocar incendios que no tienen nada que ver con lo que habitualmente se dice de los ganaderos”. Así, resalta que “criminalizar colectivos, además de ser injusto, no responde a la realidad”.

Por otro lado, también destaca que “los que prenden los fuegos lo suelen hacer cuando hay viento sur”. Así, alude a la meteorología del pasado fin de semana para relatar que “la lluvia nos ayudó a apagar los fuegos”. “Cuando vino la lluvia a ayudarnos, los operarios ya habían extinguido la mitad. Si nuestros operativos no hubiesen funcionado, habría sido caótico”, ha explicado el director general.

LOS DAÑOS OCASIONADOS

Haciendo referencia a los incendios que se produjeron durante el año pasado por esta misma época, Lucio ha querido resaltar que “tuvimos dos episodios consecutivos con cuatro o cinco personas que se pusieron a disposición judicial”. 

Cada año, los montes de la comunidad se cubren de naranja, provocando no solo daños al medio natural, sino también a los habitantes que se encuentran cerca de estos incendios. “Por suerte, este año no ha habido que lamentar heridos”, explica el director general de Biodiversidad, Medioambiente y Cambio Climático.

Sin embargo, destaca que “durante la noche del sábado al domingo, los incendios cerca de las poblaciones eran más importantes”. Así, también ha querido señalar que “durante la noche el fuego gana más potencial porque perdemos la referencia de la distancia”, por lo que “algunas de las situaciones más complicadas se vivieron en el entorno de Alfoz de Lloredo, Saja, los Tojos, Barcenillas”.

“Las personas que estaban en estos municipios avisaron al 112 y a nuestros propios operativos en tierra de que tenían miedo y de que el fuego estaba muy cercano”, relata. En este ambiente donde el miedo prima sobre cualquier otro sentimiento, Antonio Lucio explica que “en esos casos damos aviso a los Centros de Emergencias de Bomberos del 112 que tienen equipamientos para protección de viviendas”.

Asimismo, rememorando los fuegos que han tenido lugar en la Comunidad Autónoma a lo largo de los últimos años, destaca que “no hubo que desalojar a nadie de sus viviendas, como ya ocurrió en 2015”. 

117 INCENDIOS EN UN FIN DE SEMANA

Con respecto a los incendios forestales ocurridos el pasado fin de semana, Antonio Lucio comenta que han sido “fuegos importantes por la concurrencia y la simultaneidad de incendios, que en ocasiones han sido 30 o 40, de diferente naturaleza”.

Por otro lado, el director general de Biodiversidad, Medioambiente y Cambio Climático de Cantabria, ha querido hacer una diferenciación entre los tipos de fuego que han aparecido durante el pasado fin de semana en la región.

“Hay que distinguir entre fuegos que afectan a zonas muy alejadas de la población, que no afectan a arbolado, de los que se encuentran en plena masa arbórea y puedan encontrarse cerca de centrales eléctricas y de las poblaciones de los diferentes municipios”, explica, haciendo especial hincapié en que no hubo que lamentar heridos, más allá de los daños que el fuego causó en los montes cántabros.

Además, durante este tiempo ha habido “más de 350 personas implicadas en los operativos de extinción de incendios”. Este hecho supone que, según señala Antonio Lucio, “en esta ocasión el operativo de Cantabria ha sido suficiente para extinguir los incendios”. 

UN FUTURO INCIERTO

Con respecto a un futuro cercano, Antonio Lucio resalta que “no hay que descartar que hubiese algo parecido en unas semanas”. En este sentido, a lo largo de esta semana, otros municipios de Cantabria, como Soba, Los Corrales de Buelna, San Roque de Riomiera y Cieza han resultado afectados por los nuevos incendios que se han sucedido.

Así, Cantabria suma más de 200 incendios forestales en lo que va de mes de febrero, una situación que algunos partidos políticos califican de “preocupante” y señalan a Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, como “máximo culpable”.

No obstante, lo cierto es que se desconoce la identidad de los culpables de los incendios forestales que han azotado a la región en el mes de febrero. Además, Cantabria no es la única comunidad donde han avivado las llamas, sino que Navarra o Asturias también han sufrido graves daños.

En este sentido, el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático de Cantabria, Antonio Lucio, comenta que “no nos tiene que consolar que otras comunidades autónomas tengan una situación similar, pero sí podemos ver que no somos los únicos”.
 

Comentarios