lunes. 04.07.2022

El deporte de élite y la presión forman un tándem peligroso y, desgraciadamente, nada aislado. Simone Biles ha sido la cara visible de este fenómeno tras retirarse de la competición en los Juegos Olímpicos de Tokio. Una reacción que ha conmovido al mundo entero dejando patente la importancia y verdad de sus palabras sobre la salud mental, extrapolable a todos los ámbitos de la vida.

Comentarios