viernes 23/7/21
SUCESOS

Una huida de película con un coche robado deja un detenido y dos investigados

Los presuntos autores son tres jóvenes de 18, 19 y 21, que condujeron de forma temeraria arremetiendo contra coches policiales y causando daños cifrados en más de 13.000 euros. en Laredo y Castro Urdiales.

Coche robado en el que huyeron los sospechosos
Coche robado en el que huyeron los sospechosos

La Guardia Civil ha detenido a un joven de 18 años e investiga a otros dos, de 19 y 21, como presuntos autores de la sustracción de un vehículo en Vizcaya, con el que el arrestado, que carecía de permiso de conducir, se dio a la fuga en las localidades de Laredo y Castro Urdiales para evitar a la policía.

En su huida, el detenido condujo de forma temeraria y con grave riesgo para personas, vehículos y agentes que intentaban detenerles, arremetiendo contra coches policiales y causando alarma social e importantes daños, cifrados en más de 13.000 euros, según han informado este viernes fuentes del Cuerpo.

Los hechos se produjeron el pasado 11 de septiembre, cuando tanto la Guardia Civil como la Policía Local de Laredo recibieron llamadas avisando de que un vehículo tipo 'pick up' estaba circulando de forma temeraria en la zona vieja del casco urbano.

Una patrulla detectó el vehículo en la calle Constitución de Laredo, ocupado por los tres jóvenes, dos de ellos vecinos de Castro Urdiales y el otro de Treto. Cuando un agente trató de identificar al conductor, éste aceleró, dio marcha atrás y después hacia adelante para embestir contra el vehículo policial y otros allí estacionados.

A continuación, se abrió hueco y emprendió la huida a gran velocidad, saltándose semáforos en rojo, llegando incluso a circular en sentido contrario, tomando dirección a Castro Urdiales.

El vehículo, que había sido sustraído el pasado 9 de septiembre, fue nuevamente localizado por una patrulla, dándose de nuevo a la fuga en la zona de Vela Mayor en Castro Urdiales. La Policía Local intentó interceptarlo, pero el conductor hizo caso omiso a los agentes, circulando de forma temeraria por la localidad, adelantando en plena curva y realizando derrapes.

Al final, la Policía Local de Castro consiguió detenerlos, pero golpearon contra el vehículo patrulla en cuyo interior estaban aún los agentes, hasta que consiguieron abrirse hueco y continuar la fuga a gran velocidad por encima de la acera.

Ante la forma violenta de proceder de los sospechosos y el desconocimiento de su "potencial de peligrosidad", uno de los agentes realizó un disparo disuasorio para intentar poner fin a la huida.

Sin embargo, los jóvenes consiguieron nuevamente evadir la acción policial, abandonando después el vehículo en una pista forestal entre las localidades de Allendelagua y Castro Urdiales.

Las investigaciones permitieron averiguar la identidad del conductor y los ocupantes del vehículo, así como saber, que tras haber abandonado el mismo, se fueron a un salón de juegos de Castro en el que estuvieron durante bastante tiempo y continuaron "la noche".

Finalmente ayer se detuvo al joven que presuntamente conducía y se investiga a los otros dos; los tres se les considera presuntos autores de la sustracción del vehículo.