jueves 15/4/21
TRIBUNALES

Los hosteleros llevan a juicio al Ayuntamiento de Torrelavega por la Feria de Día de 2016

La Asociación argumenta que llegó a un acuerdo verbal con el equipo de Gobierno local (PRC-PSOE) para pagar el 50% del requerimiento de 11.900 euros que hacía el Consistorio por los gastos ocasionados tras la fallida Feria de Día de 2016; acuerdo que el Ayuntamiento habría incumplido.

Las casetas ya están instaladas en la plaza de La Llama de Torrelavega
Casetas instaladas en la plaza de La Llama de Torrelavega que no abrieron en 2016

La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) ha anunciado su intención de llevar a juicio al Ayuntamiento de Torrelavega tras incumplir el acuerdo verbal alcanzado hace unas semanas en el que admitía el pago del 50% del requerimiento de 11.900 euros que se hacía desde el Consistorio por los gastos ocasionados tras la fallida Feria de Día de 2016.

Así lo ha anunciado este lunes en un comunicado la AEHC, que ha explicado que en reuniones mantenidas por el presidente de la Asociación, Ángel Cuevas, junto al director, Pedro Vega-Hazas, y varios delegados de zona con el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, y algunos concejales, se llegó al acuerdo de admitir un pago del 50% del requerimiento.

Acuerdo que, en aras de una buena armonía entre Ayuntamiento y asociación, hostelería aceptó. Tras dicha conversación, la AEHC ha recibido una notificación de embargo por el importe total, incumpliendo así el acuerdo verbal alcanzado con el Consistorio.

Por este motivo, la asociación tomará las medidas pertinentes para llevar a los juzgados al Ayuntamiento torrelaveguense.

Cabe recordar que Cuevas explicó en agosto de 2016 que la decisión de no celebrar la Feria de Día por parte de los "caseteros" se debió a que el Ayuntamiento otorgó de manera gratuita a la asociación Industrias Portugal (organizadora del Torrelavega Sound City de 2016) una barra de diez metros para el último fin de semana festivo, argumentando que no iba a tener límites horarios ni de alcohol, cosa que sí tenían las casetas y algo que los hosteleros consideraron "competencia desleal".

“El Ayuntamiento ha tomado una decisión en contra de la hostelería”, llegó a asegurar Cuevas, quien recordó poco antes de iniciar la Feria que “los hosteleros generan una riqueza”, y que la suspensión de ese evento no solo supondría la pérdida de miles de euros, sino de unos 60 puestos de trabajo directos.