miércoles 23/6/21
HOSTELERÍA

Los hosteleros cántabros quieren trabajar con "horarios normales, como Dios manda"

Los hosteleros cántabros quieren trabajar con "horarios normales, como Dios manda" y, en este sentido, van a "luchar hasta por el último minuto" de actividad y para que esta se pueda ejercer según la licencia de cada negocio, para que "todo el mundo pueda trabajar en su orden".

"Cuando a un empresario de hostelería le falte, se le reste, un minuto de su trabajo... Estamos cansados, pero para esto no: Vamos a luchar por ese minuto, para salvar nuestro sector".

Así lo ha advertido este miércoles el presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria, Ángel Cuevas, a preguntas de los periodistas sobre la situación del sector y a propósito, por un lado, del recurso judicial contra el cierre de bares y restaurantes a la una de la madrugada y del ocio nocturno a las dos; y por otro lado, de la reunión de Sanidad y las comunidades de esta tarde en la que se podría proponer la supresión de límites horarios a la restauración pero no a los locales de la noche.

En este sentido, el portavoz de la AEHC ha admitido que no les "gusta" lo que "se rumorea" que se puede plantear y aprobar en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISS). "¿Cómo va a ser posible que los bares, restaurantes y cafeterías puedan cerrar más tarde que las discotecas?", se ha preguntado, para apuntar que la "franja potente" de trabajo de estas últimas es "cuando el resto de la hostelería está cerrada". "Esto es igual que si decimos que en un restaurante se dé a las diez de la mañana la comida y a la una del mediodía el desayuno", ha comparado Cuevas, que también ve "un poco ridículo" estar "todo el día con rumores" y "pequeñas" modificaciones que "van saliendo y luego son contradicciones" de otras anteriores.

Por otro lado, los empresarios de la región están "con cierta ilusión" tras el recurso interpuesto el lunes ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria en el que pedían que se revocaran los horarios de cierre fijados por Sanidad -a la una de la madrugada la hostelería en general y a las dos el ocio nocturno- y confían en que los jueces resuelvan esta cuestión a lo largo del día.

"Estamos ilusionados y esperando, porque buena falta nos hace", ha confesado Cuevas, antes de recordar que en torno a un 15 por ciento del sector lleva 15 meses, desde que irrumpió la pandemia del coronavirus, trabajando "poco o nada", como discotecas y pubs, que serían "los más perjudicados" con las posibles nuevas medidas del CISS.

Desde la AEHC desean que "todos" los empresarios del sector se pongan "en marcha", porque "económicamente nos hace falta" y para no "alimentar el botellón", que a su juicio es "donde está el problema" pues se juntan "cientos y cientos" de personas a beber en calles, plazas o playas. "Nosotros no somos los culpables. No lo han podido demostrar", ha zanjado.

Finalmente, ha considerado que el 'semáforo Covid' que mide el nivel de incidencia y riesgo de contagios por municipios "no es útil", pues si por ejemplo en un ayuntamiento como Santoña está cerrada la hostelería, "todo el pueblo" se puede ir "a tomar vinos" a Argoños, que está a un kilómetro de distancia, ha concluido.

Comentarios