sábado 15/5/21
CORONAVIRUS

Los hosteleros de Cantabria presentan un plan de reapertura "controlado y seguro" después de rechazarse por sexta vez su denuncia ante los tribunales

Los hosteleros piden relajar las restricciones y medidas concretas
Los hosteleros piden relajar las restricciones y medidas

La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) ha presentado ante el Gobierno regional un plan de reapertura del sector "controlado y seguro" frente al Covid-19, proponiendo a Sanidad que se relajen las restricciones al sector, que destaca que "se sigue sin demostrar" que es foco de contagios. La propuesta llega después de que la justicia haya rechazado por sexta vez sus petición de suspender el cierre del interior de los locales. El objetivo, según explica la patronal hostelera en un comunicado, es ayudar al Ejecutivo a actuar "desde el conocimiento y la realidad del sector".

En concreto, han solicitado un plan específico para los banquetes y eventos de los próximos meses, dado que "hay muchos contratados y mucha incertidumbre sobre su celebración". Los hosteleros plantean que exista una operativa "común y segura" para todos y que se puedan ofrecer "certezas" a los clientes, ya que "trabajar con esta incertidumbre no favorece la apuesta por recuperar la normalidad". Los establecimientos de restauración y salones de eventos y celebraciones son, a su juicio, locales "amplios, perfectamente ventilados y, en muchos casos, con amplios jardines y terrazas", por lo que han exigido que se les permita trabajar en interiores y aumentar su aforo al 75% con el máximo horario permitido".

Han recordado también que las discotecas llevan desde el mes de agosto sin poder ejercer su actividad, de modo que "los gastos fijos han continuado y los ingresos son cero desde hace más de ocho meses". Ante esta situación han reclamado que puedan "abrir opcionalmente si les conviene", con un aforo mínimo del 50% y aplicando los protocolos para el ocio nocturno. También han puesto de manifiesto la situación de los alojamientos, con meses de cierre perimetral y sin flujo de visitantes, con aforos reducidos y, en el último Boletín Oficial de Cantabria, con la prohibición del uso de sus restaurantes.

En este sentido, han apremiado a que los alojamientos puedan reabrir al 75% las zonas comunes, incluidos sus restaurantes, y que la comunidad elimine el cierre perimetral facilitando el flujo de viajeros. Por último han reclamado medidas "proactivas" para poder ofrecer espacios de ocio seguros mediante la implantación en los establecimientos de "todas aquellas tecnologías avaladas científicamente", como test de antígenos, medidores y purificadores de ambiente o códigos QR. Es decir, "toda la tecnología necesaria para regresar a la normalidad con unos mayores estándares de seguridad sanitaria" en espacios cerrados.

Comentarios