miércoles 18/5/22

La hostelería de Cantabria "empieza a notar los efectos" del paro indefinido en el transporte, convocado hace una semana por la escalada del precio de los carburantes, y que "agrava" la situación y preocupación del sector, marcada también por un aumento generalizado de los costes que "no parece tener fin en un horizonte cercano".

Por eso, la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria insta a un "desbloqueo" de los centros logísticos, donde a su juicio "debería haber unos servicios mínimos que garanticen que no se produzca la rotura de la cadena de suministros".

En un comunicado, la AEHC expresa su temor ante la actual coyuntura social y política, en especial por la guerra en Ucrania y la huelga de transportistas, así como por la subida generalizada de precios, también de materias primas, algunas de ellas -como los aceites- esenciales para su actividad.

"El sector está sufriendo de manera directa en su cuenta de resultados la subida de precios energéticos y de materias primas y amenaza con debilitar la viabilidad de los negocios hosteleros", alerta el colectivo, para señalar que "tras dos años de pandemia, con la grave crisis que ha ocasionado en las empresas, éstas no tienen pulmón para poder asumir constantes incrementos en sus estrechos márgenes".

SUBIDA ENERGÍA INSOSTENIBLE PARA EL SECTOR

En un comunicado, la asociación detalla que la energía representa entre el 6 y el 8% de los costes de un negocio, por lo que "una subida de un tercio puede provocar un aumento de entre el 1 y 2% de los gastos fijos".

A este respecto, asegura que en febrero la subida fue del 80,5% y este mes de marzo también se ha incrementado debido al conflicto bélico y la tendencia en el mercado internacional.

El coste medio de la electricidad en un local de restauración puede situarse en franjas de entre 300 y 1.000 euros y en la mayoría de los casos han sufrido una subida del recibo que podría situarse en el 100%.

Así lo ha indicado el presidente de la AEHC, Ángel Cuevas, que recuerda que los hosteleros se ven obligados a pagar la tarifa más alta en las horas de mayor producción, ya que no tienen la opción de mover los consumos en tramos horarios más baratos, como por la noche.

Con todo asegura que la situación por la subida del precio de la energía "es insostenible para el sector", ya que afecta al encarecimiento de otros productos y repercute en toda la cadena de producción y distribución, desde cámaras frigoríficas a maquinarias pasando por la gasolina de los vehículos de transporta.

INCREMENTO MATERIAS PRIMAS

Y a lo anterior se suma, como añade Cuevas, el incremento de precios de materias primas como el aceite, que ya estaba en febrero en el 30% respecto al IPC, y que en marzo ha aumentado a raíz del conflicto bélico.

Esta escalada constante de precios supone un importante lastre para la recuperación

En este punto, señala que el encarecimiento de productos supone un incremento de los gastos en las cafeterías del 25%, que podría elevarse en los restaurantes de lujo al 50%. "Esta escalada constante de precios supone un importante lastre para la recuperación", sentencia el presidente de los hosteleros, para demandar una reducción de costes, especialmente de los costes energéticos, para que las empresas del sector puedan mejorar su competitividad.

BOLSILLO DE LOS CLIENTES

Para finalizar, indica que este contexto también afecta de manera directa al bolsillo de los clientes, que ven mermada su renta media al tiempo que se produce una tendencia al ahorro por la situación de incertidumbre, lo que supone una reducción del gasto en hostelería.

Por eso considera necesario que se refuerce el mercado interior con medidas que eviten que las familias pierdan poder adquisitivo e incluso incentivar bonos al consumo.

Otras demandas que viene reclamando la AEHC son la ampliación por un año del período de carencia de los créditos ICO y la recuperación de la parte de los Fondos Europeos de ayudas a las empresas turísticas devueltos por las comunidades autónomas.

 

Comentarios