sábado. 01.10.2022

Un ejemplar de búho nival ('bubo scandinacus') apareció ayer, jueves, muerto en el municipio de Santoña y el estudio post-mortem que los técnicos del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Cantabria (CRFSC), dependiente de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, le han realizado revela que el animal murió a causa de una neumonía micótica.

En un comunicado, el Gobierno ha explicado que, tras ser hallado sin vida en la jornada de ayer, los agentes del Medio Natural de la Consejería procedieron a su traslado a este centro para realizar el oportuno estudio post-mortem, cuyos resultados han aclarado que el animal -una hembra adulta de 1,2 kilogramos de peso- contenía en su organismo el aspergillus, el hongo que habitualmente causa la enfermedad de la que ha muerto este ejemplar.

Tal y como han explicado los técnicos del Centro, se trata de un hongo ubicuo que se puede encontrar en una amplia variedad de ambientes, pero que se puede convertir en patógeno, causando una neumonía fatal, incluso una enfermedad sistémica tras la inhalación de gran cantidad de esporas.

Los técnicos han señalado que el papel de la inmunidad innata del ave es muy importante para el desarrollo de la enfermedad y el búho nival es una de las especies de aves salvajes que presenta una gran susceptibilidad a padecer esta enfermedad.

Tres ejemplares han sido objetivo de seguimiento por parte de numerosos ornitológicos debido a su insólita presencia en la Cornisa Cantábrica y la investigación de su origen geográfico y la profundización del caso clínico continúa llevándose a cabo.

Comentarios