lunes 24/1/22
HALLAZGOS

Hallado en los montes de Pas un casco checo utilizado en combates del Frente Norte

Fue encontrado por unos excursionistas el 19 de diciembre y fue entregdo al MUPAC, donde se conserva tras certificar su valor histórico

Imagen del casco de origen checo encontrado
Imagen del casco de origen checo encontrado

Hallado en los montes de Pas un casco militar de origen checo utilizado en combates del Frente Norte de la Guerra Civil, uno de los pocos testimonios materiales de este episodio bélico.

Se trata de un casco modelo 1930, ampliamente utilizado por las tropas republicanas durante la Guerra Civil y que tuvo una gran presencia en el Frente Norte, donde llegó a ser el más usado en algunas unidades. El hallazgo ha tenido lugar en una zona de los montes de Pas que fue escenario de combates los días 19 y 20 de agosto de 1937, durante la Batalla de Santander.

Se enfrentaron, concretamente, la división Fiamme Nere del Cuerpo de Tropas Voluntarias italiano, que avanzaba hacia el norte tras romper la línea de defensa republicana en la zona del Escudo, y tropas del Cuerpo de Ejército de Santander reforzadas con algunos batallones vascos.

El pasado domingo, 19 de diciembre, un grupo de excursionistas estaba recorriendo una ruta de montaña en el entorno de Viaña, Vega de Pas. En el borde de una pista, uno de los miembros del grupo, F.T.C., observó cómo sobresalía de entre la tierra y las ramas un objeto metálico que le recordó a un casco. Tras apartar un poco la tierra húmeda que tenía adherida, descubrió que era, en efecto, un casco militar que, por su ubicación y aspecto le pareció que tendría que estar vinculado a la Guerra Civil. Tras recoger el objeto, contacto con el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), donde fue depositado para su conservación.

Respecto del hallazgo, el vicepresidente Pablo Zuloaga, ha mostrado el agradecimiento de su departamento por este depósito que pasará a formar parte los fondos de dicha institución.  “El comportamiento ejemplar de la persona que lo encontró, haciendo entrega del hallazgo a una institución museística –ha dicho- debería inspirar a aquellas personas que localicen por azar objetos de interés histórico o arqueológico”.

“Estamos ante un ejemplo de civismo a esas otras personas que debe inspirarnos y servir de modelo de cómo actuar en estas situaciones, evitando el furtivismo de algunos que expolian nuestros montes con equipos de detección metálica causando estragos irreparables al registro arqueológico regional”, ha recalcado Zuloaga.

Comentarios