sábado 4/12/21
CANTABRIA

Hacienda embarga a la Federación Cántabra de Fútbol para cubrir el gasto del trasplante de un jugador

La Agencia Tributaria ha embargado las cuentas de la Federación Cántabra de Fútbol para cubrir un gasto de 107.000 euros por un trasplante a un chico que sufrió un infarto tras un partido por un problema coronario que, según esta entidad deportiva, era congénito, lo que podría obligar a subir las cuotas.

El presidente de la Federación Cántabra de Fútbol, José Ángel Peláez
El presidente de la Federación Cántabra de Fútbol, José Ángel Peláez

Según informa iusport.com, el presidente de la Federación Cántabra de Fútbol, José Ángel Peláez, ha asegurado que para cubrir los 107.000 euros que reclama Hacienda -por el tratamiento del chico sumado a un recargo-, habría que aumentar las cuotas "un 15 %".

"Nosotros nos negamos", ha señalado Peláez, que asegura que la Federación actuó correctamente y conforme a los protocolos, y atribuye el infarto del chico a un problema congénito que "no tiene que ver con la actividad deportiva". Además, ha dicho que la Federación y su mutualidad retiraron la licencia a este chico y que fue el Servicio Cántabro de Salud el que "le dio de alta médica".

Como consecuencia de este embargo se ha tenido que aplazar el pago a todos los profesores y entrenadores

Además, según destaca, como consecuencia de este embargo se ha tenido que aplazar el pago a todos los profesores y entrenadores que han dado cursos en la Federación o que han entrenado a las selecciones territoriales, "al no disponer de fondos suficientes para poder liquidar la temporada".

Peláez ha advertido de que esta cuestión "descuadra las cuentas" de la Federación. Según precisa, se trata de un embargo administrativo que ha llegado hace pocos días y que además ha afectado a otras federaciones de España que comparten el CIF de la mutualidad con la cántabra. La Agencia Tributaria ha lanzado el embargo a todas las cuentas vinculadas a ese CIF y ahora tendrán que pedir la devolución de esas cantidades.

"107.000 euros es una barbaridad"

El presidente de la Federación cántabra ha explicado que el chico sufrió un infarto de miocardio en 2014, aunque ya había tenido problemas antes con desmayos, por lo que la Federación y los servicios de la Mutualidad Cántabra le hicieron unas pruebas y a raíz de los resultados se dio de baja su licencia.

El jugador fue al Hospital de Valdecilla, al servicio de Cardiología, donde le dieron de alta con un informe que, según Peláez, recogía que "podía hacer vida perfectamente normal" y que no había motivo alguno para denegarle la licencia. 

La gran intervención de entrenadores de la escuela fue vital. El chaval es fuerte, o por un milagro de la naturaleza, consiguió salvarse, pero ha estado meses en el hospital

Por eso, la Federación "ya no pudo denegar la licencia", según destaca el presidente, que precisa que esa tramitación es una función pública delegada, que el Gobierno encomienda a las federaciones deportivas. "No puedes hacer lo que tú quieras, sino que va con una normativa y una ley", ha manifestado Peláez, que ha añadido que "si (en el informe médico) hubiera puesto que no estaba apto, no hubiera jugado seguro. Ya lo veíamos venir".

Al cabo de un tiempo este chico sufrió un desmayo por un infarto cuando iba al vestuario tras un partido, y después se le repitió en la ambulancia y en el hospital. "La gran intervención de entrenadores de la escuela fue vital. El chaval es fuerte, o por un milagro de la naturaleza, consiguió salvarse, pero ha estado meses en el hospital", ha dicho el presidente de la Federación.

El jugador tuvo que recibir un trasplante y el Hospital de Valdecilla, según Peláez, hizo un informe que atribuía los infartos a una enfermedad congénita. "Anteriormente no lo mirarían bien", ha considerado.

"107.000 euros es una barbaridad", ha resaltado Peláez, que ha indicado que se ha recurrido y que la Federación está en contacto con la Consejería de Deportes del Gobierno y que espera poder tener una reunión de todas las partes la próxima semana para tratar de llegar a una solución.

De no llegarse a una solución, la Federación Cántabra de Fútbol no iniciará las competiciones de fútbol base

Peláez ha agregado que, de no llegarse a una solución, la Federación Cántabra de Fútbol no iniciará las competiciones de fútbol base.

El subdirector de gestión Económica e Infraestructuras del Servicio Cántabro de Salud, Francisco Javier González, ha dicho que aunque la Federación Cántabra no se ha puesto en contacto con este organismo, estaría dispuesto a volver a estudiar el expediente y "ver qué pasos se han dado y qué actuaciones".

"Todo tiene vuelta atrás en caso de ser necesario", ha afirmado este directivo, quien ha apuntado que se trata de un asunto de 2014 y que el actual equipo directivo llegó al SCS el pasado 2015. Después de insistir en que se puede volver a ver el expediente, González ha subrayado que el SCS actuará "de buena fe". "No tenemos ningún problema", ha añadido. 

Comentarios