martes 26/10/21
CORONAVIRUS

Y tú, ¿qué hacías el día que España decretó el Estado de Alarma?

Calles de Santander el 16 de marzo de 2020, dos días después de decretarse el Estado de Alarma
Calle de Santander el 16 de marzo de 2020, dos días después de decretarse el Estado de Alarma

Los más jóvenes posiblemente conozcan el 11-S o el 11-M por haber oído hablar de ello. Pero los que vivieron aquellos terribles acontecimientos recordarán perfectamente qué estaban haciendo esos días. El 14 de marzo de 2020, y los días que siguieron a esa fecha, han quedado igualmente grabados en la memoria colectiva. Todos, desde los más ancianos a los más pequeños, podrán responder a la pregunta ‘¿qué hacías el día del Estado de Alarma?’ sin demasiado esfuerzo.

España, y el mundo entero, no habían vivido una situación similar desde hacía más de un siglo. Obligados a quedarnos en casa, con todos los negocios cerrados salvo los estrictamente esenciales, veíamos cómo un enemigo invisible iba poco a poco haciéndose con el control de nuestras vidas. La incertidumbre se unía al miedo ante unos trágicos datos de contagios y fallecidos que no dejaban de subir.

Posiblemente muchos ese 14 de marzo no lo vivieron de forma especial. Era sábado. Pero el lunes 16, cuando se suponía que llegaba la rutina de una nueva semana, llegó la dura realidad. La gente no acudió al trabajo, otros trabajaron desde casa, los niños no tenían colegio y los negocios no levantaron la persiana.

¿Cuánto iba a durar esa situación? Echando la vista atrás, resulta casi risible pensar que aquel Estado de Alarma se decretó, en un primer momento, para 15 días. Antes de que acabara la primera semana ya se veía que habría que extenderlo. ¿Cuánto? El Presidente de España, Pedro Sánchez, comparecía cada dos semanas en el Congreso de los Diputados para pedir una nueva prórroga. Y otra. Y otra más. Así hasta siete. En total, 98 días de confinamiento que han cambiado nuestra realidad, y en muchos casos nuestro propio comportamiento.

Se cumple este 14 de marzo un año de aquel primer Estado de Alarma. Un año en el que miles de familias han perdido a sus seres queridos (más de 72.000 personas han perdido la vida por el Covid-19 según los datos oficiales), en el que muchos otros han superado la enfermedad sufriendo unas secuelas inesperadas, y en el que, en definitiva, hemos aprendido la fragilidad del mundo en el que vivimos.

Han sido 365 días en los que todo, absolutamente todo, ha cambiado. Hemos pasado de viajar y movernos por el mundo a estar restringidos en nuestras casas o en nuestras comunidades autónomas. De vivir con libertad a llevar mascarilla y no poder estar en la calle durante la noche. De desescaladas y nuevas oleadas de virus. De medidas, ayudas que llegaron tarde, confinamientos de ciudades, protestas, lágrimas y esperanza con las vacunas a las que nos aferramos para intentar recuperar lo que teníamos a principios de marzo de 2020. O algo que sea al menos parecido.

Tras el 11-S y el 11-M el mundo no volvió a ser el mismo. Viajar requería de mayores medidas de seguridad. El mundo islámico se convirtió en enemigo por esa costumbre que tiene el hombre de generalizar absolutamente todo. Los que vivieron aquellos acontecimientos recordarán que lo que comenzó siendo una novedad se ha convertido, años después, en lo habitual. Lo que nos deje esta pandemia todavía es una incógnita.

Un año da para mucho, y por eso en eldiariocantabria.es hemos preparado un contenido especial poniendo la mirada en algunos colectivos que más han sufrido esta pandemia, así como la visión de dirigentes políticos de la comunidad.

Comentarios