jueves 2/12/21

La Guardia Civil de Cantabria ha procedido esta semana al achatarramiento por fundición de 879 armas de distintas categorías, en aplicación del Plan de Control de Armas de fuego (PICAF) y coincidiendo con el Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego.

Del total destruido, 114 (un 13% sobre el total) eran pistolas y revólveres y 569 unidades (65%) armas largas. Dentro del 22% restante destacan 130 armas blancas, intervenidas principalmente en acciones de seguridad ciudadana. También han sido destruidas armas detonadoras, prohibidas, de aire o gas comprimido, simuladas, arcos, ballestas, etcétera.

Con el PICAF se pretende prevenir el tráfico ilegal de armas de fuego, la no recuperación de las inutilizadas, la no transformación de la consideradas detonadoras y de aire o gas comprimido en armas de fuego de pequeño calibre, e incluso, la fabricación artesanal de ingenios capaces de disparar munición real.

 

Comentarios