lunes 29/11/21
SUCESOS

Un grupo del Imserso se registró en el Balneario de Liérganes cuando ya se conocía el brote de legionela

La lista real de afectados podría verse aumentada, aunque el Servicio de Vigilancia Epidemiológica no ha recibido hasta el momento ninguna notificación de ningún posible caso más.

La hija de la única persona fallecida por legionelosis en este establecimiento ha denunciado que la Consejería de Sanidad lo mantuviera abierto a pesar de que ya sabían desde el día 7 de agosto que existía un brote.

balneario02
Balneario de Liérganes

La lista de afectados por el brote de legionela en el Balneario de Liérganes, propiedad de Miguel Mirones, podría ser aún mayor, ya que se registró la entrada de más personas a las instalaciones cuando la bacteria ya se encontraba en el establecimiento.

A pesar de que ya se había informado de la presencia de esta bacteria en las aguas de varias piscinas del complejo termal, un grupo del Imserso, registró su entrada justamente el mismo en el que lo hizo la única persona fallecida por este brote.

Así, el número real de afectados podría verse aumentado, aunque la Dirección General de Salud Pública ha querido aclarar que el Servicio de Vigilancia Epidemiológica no ha recibido hasta el momento ninguna notificación de ningún posible caso más.

En este sentido, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, también han asegurado no tener constancia de ninguna notificación sobre ningún caso más de legionela asociado al brote del Balneario de Liérganes.

Los afectados y sus familias se quejan del "secretismo" con el que se ha tratado el asunto y no comprenden que el balneario no cerrara sus puertas

NOTIFICACIÓN DEL SISTEMA DE VIGILANCIA

El pasado 7 de agosto, el Sistema de Vigilancia Nacional notificó a la sección de Vigilancia Epidemiológica de Cantabria que dos personas habían tenido que ser hospitalizadas fuera de la región por  una neumonía causada por legionela tras su estancia en el Balneario de Liérganes.

Ese mismo día, la sección de Sanidad Ambiental realizó una inspección de todas las instalaciones, que incluyó la toma de muestras de laboratorio de todos los circuitos de agua termal del balneario y la revisión del agua caliente sanitaria de las habitaciones donde se alojaron los afectados. Además, exigió a la empresa 'Tres Mares S.A.' la realización de una limpieza y desinfección de los circuitos mencionados y el tratamiento de choque adicional a las labores habituales de mantenimiento.

El 14 de agosto, habiendo recibido la notificación de tres nuevos casos de legionelosis, que también precisaron de ingreso hospitalario fuera de Cantabria, se ordenó la paralización de las instalaciones respiratorias y de niebla.

Y dos días después, el laboratorio comunicó el resultado positivo de una de las muestras tomadas el 7 de agosto en el circuito de la 'Piscina del Rey', por lo que se ordenó un tratamiento de desinfección con hipercloración y neutralización con tiosulfato.

Siguiendo lo establecido en el Real Decreto en vigor, que fija la toma de muestras de confirmación a los 15 de días de realizar un tratamiento, el 31 de agosto se llevó a cabo la inspección correspondiente, que volvió a dar positivo en legionela en las muestras recogida en la ‘Piscina del Rey’, por lo que se ordenó su paralización. También se decretó mantener el agua caliente sanitaria a temperatura elevada, realizar una nueva limpieza y desinfección del balneario y adoptar nuevas medidas preventivas en el circuito del agua de la instalación de respiratorio.

El mismo 12 de septiembre se recibió la notificación epidemiológica del ingreso hospitalario de dos nuevos afectados por neumonía por legionela, por lo que el día 13 de septiembre se levantó nuevo acta de inspección y el día 14 se comunicó a la empresa que, además de medidas adicionales de vaciado, limpieza y desinfección a realizar por una empresa externa, dejase fuera de servicio la 'Piscina del Infante'.

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) del Gobierno de Cantabria anunció en un comunicado que la sección de Vigilancia Epidemiológica de la comunidad autónoma notificó el 20 de septiembre la muerte de una persona –que precisó ingreso hospitalario el pasado 11 de septiembre– de las 13 ‘oficiales’ que resultaron afectadas por el  brote de legionela en el balneario.