martes. 29.11.2022

La gripe sigue en caída en Cantabria, donde ha descendido hasta los 103,6 casos por cada 100.000 habitantes en la última semana. De esta manera, la Sección de Vigilancia Epidemiológica del Gobierno regional espera un "pronta finalización" de la onda epidémica de esta enfermedad, que en esta temporada ha causado 18 fallecimientos en la comunidad y mantiene aún a 25 personas ingresadas.

Los datos de la Red Centinela (de alta sensibilidad) muestran un descenso desde una tasa de 126,8 casos por 100.000, de la semana anterior, hasta los 103,6. El actual valor mantiene la situación dentro del denominado "nivel bajo" de la enfermedad, pero acercándose ya a los niveles basales o interepidémicos (por debajo de 58,18 casos por 100.000).

El sistema EDO, que recoge el total de los casos declarados en Cantabria, señala cerca de 11.700 gripes registradas desde el inicio de la temporada de control (octubre). La mayor parte se han acumulado durante las últimas semanas, donde se llegaron a alcanzar a principios de enero promedios semanales en torno a los 2.000 casos. En la última semana se han registrado 506 casos en toda la comunidad.

Aún hay 25 personas ingresadas pendientes del alta.

Además, desde la Sección de Vigilancia Epidemiológica del Gobierno se indica que los niveles diarios de enfermedad siguen decreciendo y de manera muy sensible.

Así, de los 400 casos/día que se registraban en los primeros 15 días del año se ha pasado a un promedio de 93 casos diarios en la última, y según las previsiones analizadas se estima que durante la actual semana el promedio se situará alrededor de 75 casos diarios.

145 CASOS GRAVES EN CANTABRIA

En cuanto a los denominados "casos graves" (hospitalizados con determinadas patologías derivadas directamente de la gripe), se han notificado hasta la pasada semana un total de 145 ingresos.

La distribución por tipos de virus de estos casos graves es similar a la que se encuentra en la población general: 79% son causados por virus B y el 21% A (7% AH3N2, 7%AH1N1 y 7% no tipado).

De estos 145 casos graves, un 69% son mayores de 65 años y el 28% corresponden a pacientes vacunados. Aún hay 25 personas ingresadas pendientes del alta.

La gripe ha dejado 18 fallecimientos, todos de personas de más de 65 años y con una pluripatología importante.