miércoles 26/1/22
MEDIO AMBIENTE

El Gobierno está en "alerta" por si la 'marea roja' pasa de San Vicente a otros estuarios

Se realizan "muestreos intensivos" y, aunque "las algas están creciendo", aún "no se ha detectado toxicidad en otros estuarios"

La marea roja ha desaparecido y permite levantar el veto a la extracción de bivalvos
El fenómeno que produce esta situación es comúnmente conocido con el nombre de 'marea roja

El Gobierno de Cantabria se mantiene en "alerta" por si la 'marea roja' que detectada la pasada semana en San Vicente de la Barquera, y que obligó a la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación a decretar la prohibición de extraer y comercializar moluscos de la zona, pudiese pasar a otros estuarios de la Comunidad Autónoma.

Así lo ha indicado este jueves, a preguntas de la prensa, la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López, que ha destacado que la 'marea roja' ha entrado por el municipio de San Vicente de la Barquera, algo que es "habitual", y ante ello el Ejecutivo ha activado el protocolo de vigilancia y control específico para las Floraciones de Algas Nocivas (FAN).

López ha señalado que, en el marco de ese protocolo, se están realizando desde el pasado viernes "muestreos intensivos", con los que se ha comprobado que "las algas están creciendo" pero aún "no se ha detectado toxicidad en otros estuarios que no sea el de San Vicente de la Barquera.

En cualquier caso, desde la Dirección General de Pesca y Alimentación se "está en alerta" por si la 'marea roja' pudiese "saltar a otros estuario" pero, por el momento, el molusco del resto de estuarios "hay seguridad en el consumo de los moluscos" extraídos. "Lo llevamos bien controlado", ha apostillado.

La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación decretó el pasado viernes la prohición temporal para la extracción y comercialización de moluscos bivalvos (mejillones, almejas, ostras y muergos) ante la presencia de biotoxinas lipofílicas en los bancos marisqueros de San Vicente de la Barquera, fenómeno conocido comúnmente como 'marea roja', que si se ingieren pueden producir malestares intestinales.

Causas naturales

Este tipo de toxinas aparece por causas naturales, debido a la aparición de grandes concentraciones de algunos tipos específicos de microalgas productoras de toxinas en las aguas marinas, que, al ser la base alimenticia de los moluscos bivalvos, se acumulan en sus tejidos pudiendo llegar al consumidor final, ha informado la Consejería en un comunicado.

Por ello, desde la Dirección General de Pesca y Alimentación se puso en marcha el protocolo de vigilancia y control específico para las Floraciones de Algas Nocivas (FAN), con el fin de evitar la extracción y comercialización de los moluscos, y garantizar que los mismos no representan un riesgo para los consumidores.

El cierre del estuario de San Vicente de la Barquera es temporal y se reabrirá cuando los niveles de biotóxinas lipofílicas estén por debajo de los establecidos como seguros por la normativa vigente. Para ello, la Dirección General de Pesca y Alimentación lleva a cabo un muestreo intensivo en todo el litoral, a fin de controlar la situación y proceder, cuando sea posible, a la reapertura de los bancos marisqueros.

El fenómeno que produce esta situación es comúnmente conocido con el nombre de 'marea roja', debido a la coloración que producen en ocasiones las algas microscópicas que lo causan en el agua. Este fenómeno suele presentarse en las costas de Cantabria en esta época del año, pudiendo durar hasta dos meses los cierres que ocasiona.

Comentarios