lunes 6/12/21
TRIBUNALES

La Fiscalía pide año y medio de cárcel para un empresario acusado de estafar a una trabajadora

En el momento de la contratación le hizo firmar dos documentos para librarse de pagarle el finiquito cuando fuera despedida.

La Fiscalía ha pedido un año y medio de cárcel para un empresario de una cafetería de Santander acusado de hacer firmar a una empleada ucraniana a la que contrató documentos falsos que le libraran de pagarle el finiquito en el momento de ser despedida, hechos por los que será juzgada el próximo jueves, 21 de abril, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

Según el escrito del fiscal, esta mujer fue contratada para trabajar en esta cafetería en 2009, momento en el que el acusado, MA.R.V., que era representante legal de la empresa, le hizo firmar dos documentos sin fecha en los que la empleada expresaba, por una parte, su decisión de baja voluntaria y, por otra, aseguraba haber cobrado su liquidación "a su entera satisfacción".

El fiscal sostiene que la mujer firmó los documentos "desconociendo el significado de los mismos por la insuficiencia de conocimientos precisos sobre temas laborales", unido ello al "escaso conocimiento" del castellano.

El acusado echó a la trabajadora tiempo después y ésta acudió al Juzgado de lo Social, donde se abrió un procedimiento laboral por el despido.

En dicho procedimiento laboral, el acusado presentó los documentos firmados por la demandante tras haberlos "previamente había alterado", según el fiscal, poniendo la fecha del 17 de diciembre 2013 coincidiendo con el despido.

Al apreciarse esta manipulación el proceso laboral quedó suspendido y se inició una querella criminal contra el acusado.

Y que, según el fiscal, el acusado manipuló los documentos para generar un "error en la valoración judicial de los hechos" para perjudicar los intereses económicos de la empleda, si bien no lo consiguió.

El fiscal considera que los hechos constituyen un delito continuado en documento privado y otro de estafa en grado de tentativa, por lo que pide año y medio de cárcel.

Acusación particular

Por su parte, la acusación particular, que ejerce la trabajadora, considera, además, que el hombre cometió un delito continuado contra los trabajadores en grado de tentativa, por lo que eleva la petición de pena a tres años y tres meses, así como a una multa de 15.000 euros.

A ello, suma una multa a la empresa del acusado de más de 55.000 euros y una indemnización por daños morales de 6.000.

El juicio se celebrará el jueves, 21 de abril, a partir de las 10.00 horas en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

Comentarios