viernes. 27.01.2023

El barco 'Santoña' llegada al puerto de Santander a finales de este mes tras zarpar del puerto de Weihai, China, rumbo al puerto santanderino. Este nuevo ferry entrará en Astander para finalizar los trabajos hasta su incorporación al servicio de Brittany Ferries este 2023, según recoge Puente de Mando.

En marzo entrará en servicio en la línea de Portsmouth, Santander y Bilbao. Se  inaugurará la próxima primavera en Santander y se trata del tercer buque de este proyecto tras  “Galicia” y “Salamanca” además de ser el primero de Brittany operando en este puerto y propulsado por GNL, combustible que destaca por sus menores emisiones. Tendrá 215 metros de eslora, capacidad para más de mil viajeros y 2,7 kilómetros lineales en el garaje para vehículos. Está propulsado por dos motores Wärtsilä (empleados en tecnología marítima) y pesa 40.000 toneladas.

BRITTANY FERRIES

El 2 de enero de 1973, justo un día después de la entrada del Reino Unido en la Comunidad Económica Europea, Brittany Ferries realizó su travesía inaugural desde Roscoff (Francia) a Plymouth (Inglaterra) con un barco cargado de alcachofas y coliflores. Poco después, en 1974 se sumó a la flota otro barco que combinó, por primera vez, el transporte mixto de mercancías y el de pasajeros.

A partir de entonces, la naviera ha ido creciendo con el paso de los años hasta convertirse en una de las principales líneas de transporte marítimo del oeste y centro del Canal de la Mancha. Actualmente, cuenta con doce rutas y otros tantos buques que conectan cuatro países.

Desde que llegó por primera vez a Santander en 1978, los barcos de Brittany Ferries forman parte de la estampa tradicional de la Bahía. Hoy en día, mantiene cuatro escalas semanales en Cantabria, dos conexiones con Plymouth y otras dos con Portsmouth.

El 90% de sus clientes son ciudadanos británicos que escogen Cantabria (alrededor de 30.000 al año) o el resto de la Península Ibérica como destino vacacional, lo que convierten a la naviera francesa en una pieza clave de la economía y del turismo regional.

Comentarios