jueves. 30.06.2022
POLÍTICA

Félix Álvarez hablará este lunes sobre la crisis de Ciudadanos en Cantabria

El portavoz de la formación en la comunidad autónoma hablará este lunes, 3 de julio, cuando viajará hasta la capital cántabra. 

El diputado de Ciudadanos por Cantabria todavía no se ha pronunciado acerca de la renuncia en bloque de dos tercios de los afiliados en la región.

felisuco
Félix Álvarez, portavoz de Cs Cantabria

Félix Álvarez, diputado de Ciudadanos por Cantabria en el Congreso y portavoz de la formación en la comunidad autónoma no se ha pronunciado todavía acerca del abandono de 200 de sus casi 300 afiliados de Cantabria, y el abandono de Juan Ramón Carrancio, diputado y miembro del Congreso Nacional, y de los dos concejales del ayuntamiento de Santander.

Ciudadanos lamentó la decisión del diputado y de los concejales en Santander, David González y Cora Vielva, de abandonar el partido, pero sin dejar sus actas, lo que considera "robar los escaños de los votantes de C's para mantener un sueldo que les pagan todos los cántabros".

A ese comunicado se remite Álvarez que, según publica la Cadena Ser, no hablará hasta el lunes, 3 de julio, cuando viajará hasta la capital cántabra.

En un comunicado, Ciudadanos ha anunciado que ante la denuncia contra el diputado y el portavoz municipal por la supuesta falsificación de un acta, "la semana pasada" la formación les apartó de sus responsabilidades internas.

Los afiliados que han abandonado acusan directamente a Albert Rivera de seguir los pasos de la vieja política

"El partido ha llevado a cabo una investigación interna y desde Ciudadanos se pondrá a disposición de la justicia los datos y documentación correspondiente", ha afirmado C's.

"Ciudadanos lamenta que cargos públicos que obtuvieron sus escaños bajo las siglas de C's quieran robar los escaños de los votantes de C's para mantener un sueldo que le pagan todos los cántabros".

La figura que desencadenó el abandono es Félix Álvarez ya que, según Carrancio, Cantabria, no quiere a esta persona que amenaza y amedrenta a sus compañeros y que no ha sido elegido democráticamente.

Así, acusan directamente a Albert Rivera de seguir los pasos de la vieja política.

Sin embargo, ni el diputado regional ni los concejales santanderinos entregarán su acta, y tampoco descartan la posibilidad de constituir un nuevo partido.