jueves 17/6/21
JUEGO

FAPA presenta alegaciones a la Ley del Juego para aumentar las restricciones

Pide limitar más la publicidad o ampliar la distancia mínima entre locales de juego y centros educativos y sanitarios a 1.000 metros
La conveniencia de los casinos en línea radica en que ofrecen un amplio abanico de posibilidades de juegos para los usuarios
Casino

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) de Cantabria ha presentado alegaciones al borrador inicial de la Ley del Juego propuesta por el Gobierno regional para aumentar las restricciones que se plantean.

En concreto, sus alegaciones solicitan más limitaciones a la publicidad de esta actividad, prohibiendo el patrocinio de eventos, la utilización de personas famosas y su ubicación en espacios físicos, además de una mayor acotación de la misma en medios de comunicación, páginas web y redes sociales. También recogen la necesidad de limitar la cantidad de licencias para estos locales en la comunidad y de aumentar a 1.000 metros la distancia mínima entre ellos y lugares "sensibles" como centros educativos, sanitarios, etcétera.

Otra medida que solicita FAPA es que las actividades de formación, información y concienciación que la ley posibilita que realicen las organizaciones sociales tenga también su parte de responsabilidad dentro de la Administración, proponiendo que las impulse la Consejería de Educación.

Por último, reclama que la Comisión Técnica de Coordinación y Seguimiento de las Medidas de Prevención, cuya creación recoge la propia ley, cuente con representantes tanto de familias como de alumnado, para poder aportar las impresiones que recoja el sector educativo.

FAPA recuerda en un comunicado la "gran alarma" que generó la "proliferación" de casas de apuestas entre las familias cántabras, "preocupadas por las consecuencias que causa la ludopatía y que este grave problema incide cada vez más en menores", lo que provocó el inicio de movilizaciones de asociaciones vecinales, familias, estudiantes y otros sectores que "obligaron al Gobierno de Cantabria a dar pasos en esta cuestión".

Pese a la "pausa" de 14 meses que ha provocado la pandemia y el cierre de estos locales, la federación alerta de que esta cuestión "sigue causando preocupación". Y destaca la "ilusión" que generó entre distintas organizaciones el grupo de trabajo creado para la discusión y desarrollo de esta ley, que finalmente "ha quedado muy diluido" pues su actividad "se ha limitado a una primera sesión de presentación de las distintas organizaciones y del articulado propuesto y una segunda sesión en la que la Consejería de Presidencia adelantó el borrador de la ley, no habiéndose llevado a cabo ningún tipo de debate del contenido de la ley en este grupo de trabajo". Por ello, FAPA Cantabria espera que la "falta de debate" se vea "compensada" con la incorporación de las alegaciones presentadas por las distintas organizaciones sociales.

Comentarios