miércoles 14/4/21
EDUCACIÓN

FAPA critica las “dificultades” que las familias han tenido para participar en la encuesta sobre el calendario escolar

Cada centro educativo realizará un plan de contingencia
Los padres denuncian las dificultades para participar en la encuesta de Educación

La Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria se ha comprometido con la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) a convocar a la Mesa de las Familias en Materia Educativa de la Comunidad Autónoma la próxima semana o, "a más tardar", la siguiente, esto es, antes de que acabe el mes de abril.

Se tratará de la primera reunión de este órgano, creado en 2009 pero que no ha reunido hasta ahora, ni en la pasada ni en la presente legislatura, ha apuntado a Europa Press la presidenta de FAPA, Leticia Cardenal, que ha valorado positivamente esta cita así como el encuentro mantenido este martes con el consejero, Francisco Fernández Mañanes, y miembros de su departamento.

En la entrevista, que se ha prolongado durante más de dos horas y que ha transcurrido en un ambiente "cordial", los representantes de padres y madres de alumnos han trasladado al responsable del ramo y su equipo sus "preocupaciones, inquietudes y demandas".

Entre ellas, las "muchas cosas por corregir" que a juicio del colectivo hay en el calendario escolar, así como las "dificultades" que han tenido las familias a la hora de participar en la encuesta realizada sobre el calendario.

Respecto a este sondeo, Cardenal ha indicado que se han quejado al consejero por la forma en que se han enterado de los resultados, por la prensa, y que a su modo de ver "no es la mejor manera", más si se tiene en cuenta que los resultados arrojan datos "importantes" para la comunidad educativa.

También han valorado la "intención" de la Consejería de "escuchar" a las familias, pese a los "errores" -de método o que no sea vinculante- con los que en su opinión se ha llevado a cabo la encuesta y las "mejoras" que se pueden introducir.

En cuanto al calendario escolar en sí, puesto en marcha en Cantabria hace un par de cursos y que divide las clases en bimestres separados por semanas de descanso, FAPA ha vuelto a incidir en el horario reducido en los meses de inicio y fin de curso, en septiembre y junio, algo que vienen "sufriendo cada año" las familias, y que debería modificarse para que haya jornada completa, y que ésta se aplique de manera efectiva el próximo año académico e incluso al término del presente.

En la reunión, los portavoces de la Federación también han insistido -y volverán a hacerlo en la Mesa de las Familias- en los "muchos" deberes que tienen los alumnos.

HORARIO ESCOLAR

La postura de FAPA está acompañada por las numerosas quejas de padres y madres de alumnos. Según ha explicado a este medio la madre de dos alumnos de un centro educativo de Peñacastillo, considera que “todo ha sido un paripé” a la hora de hacer la mencionada encuesta, pues en su centro, por ejemplo, la plataforma Yedra “no se usa prácticamente”, por lo que pocos padres han tenido acceso a esta encuesta, y los que han contestado “se han encontrado con preguntas enrevesadas” que inducían a error y a poner una respuesta “que no querías poner”.

Asimismo, esta afectada ha criticado que se pregunte a los niños “si quieren vacaciones, cuando ellos van a decir siempre que sí”, y considera que los profesores, “aunque digan lo contrario, también prefieren tener vacaciones a no tenerlas”. Sin embargo, continúa, “los que realmente tienen opinión y voto en esto, los padres, que tienen responsabilidad sobre sus hijos, son a los que no nos han dejado opinar porque no querían este voto en contra”.

Respecto a las semanas no lectivas, ha calificado de “vergonzoso que tengamos que pagar para llevar a nuestros hijos a un colegio público que no es el nuestro durante las semanas no lectivas”. En la nota que los padres reciben para informar de los detalles de esa semana no lectiva (“hasta ahora no eran detalladas”, afirma esta madre), se asegura que el servicio es “voluntario, pero no lo es”, y critica que “no hay conciliación”.