viernes. 19.08.2022
SUCESOS

Familiares de las niñas desaparecidas de Aguilar recurren el cierre de la causa

Familiares de las niñas de Aguilar (Palencia) recurren el cierre de la causa
Familiares de las niñas de Aguilar (Palencia) recurren el cierre de la causa

Familiares de Virginia y Manuela, las niñas de la localidad palentina de Aguilar que desaparecieron hace 30 años cuando fueron de fiestas a la localidad cántabra de Reinosa, han decidido recurrir el cierre de la causa porque, a su juicio, "aún quedan flecos" en la investigación.

Así lo ha explicado este viernes la abogada de los familiares de las desaparecidas, Carmen Balfagón, que, acompañada del portavoz de las familias, Ramón Chipirrás; el hermano de Virginia, Emilio Herrero; y la procuradora, Begoña Tejerina, ha convocado a los medios para justificar la razón de la presentación del recurso después de que el Juzgado de Cervera cerrara el caso.

Balfagón ha afirmado que ante el cierre del caso el Juzgado de Cervera ha demostrado que "no tiene muchas ganas de trabajar" porque aún existen muchos cabos sueltos y "no se han agotado todas las vías de investigación".

La investigación se ha llevado a cabo, principalmente, sobre tres personas. La primera ha sido investigada a raíz de la aparición hace un año en televisión de una mujer que aseguró que habría sufrido un intento de secuestro en la misma zona que las niñas de Aguilar.

Según la abogada, "tras casi seis meses de investigación no se sabe de qué color era el coche del supuesto secuestrador" a pesar de que la denunciante ha asegurado que era de color claro, mientras que el investigado asegura que era de color marrón y que en ese año no tenía un Seat 127, vehículo sospechoso.

La segunda investigación se ha centrado en un chico que ha asegurado que durante las fechas del suceso estaba estudiando en EE.UU., si bien se ha comprobado que no tenía pasaporte expedido en aquel año, mientras que la tercera no ha sido tenida en cuenta.

BUSCAR EN LA MINA FONTORIA

Asimismo, Carmen Balfagón ha apuntado que en el año 92 la Guardia Civil investigó en la Mina Fontoria, donde un testigo anónimo dijo que podrían estar Manuela y Virginia. Según la letrada, solo se miró hasta un punto puesto en el que había mucho lodo y "no se podía ver más".

Ahora, solicitan que se vuelva a buscar con las nuevas herramientas de que se dispone porque "se ha drenado el Río Guadalquivir entero y aquí solo son seis metros de diámetro".

Además, en el mismo año también se señaló la cueva Cervatos como un "lugar idóneo" para esconder los cadáveres, pero tampoco había medios para comprobarlo "y ahora sí".

HECHO PRESCRITO

"Me duele la actitud de la juez y del fiscal, que tampoco ve indicios y propone el archivo de las actuaciones, me parece doloroso", ha subrayado la abogada, mientras añadía que de entregarse ahora "no les pasaría nada" puesto que el caso ha prescrito.

En el mismo sentido se ha expresado el hermano de Virginia al asegurar que no buscan venganza sino "solo saber" qué ha pasado con las dos chicas que desaparecieron cuando iban de fiesta a una localidad vecina.

Comentarios