jueves 26/5/22

Todos los incendios forestales registrados en Cantabria en las últimas horas han quedado extinguidos, gracias a la lluvia y a la labor del personal que ha trabajado en las labores de extinción.

Según acaba de informar el Gobierno regional, en estos momentos, no hay incendios forestales activos en la región. Y eso que anoche, entre las 20:00 y las 21:00 horas, el número de focos se elevó hasta los 20.

A lo largo de la madrugada, bajaron primero hasta los 16, y a las 7:00 horas ya se habían reducido a ocho, para quedar todos extinguidos finalmente gracias a las actuaciones de los guardas y las cuadrillas forestales y el cambio de las condiciones meteorológicas, con lluvias repartidas de forma irregular por la región.

No obstante, y a pesar de un "cierto cambio" en las condiciones meteorológicas, continúa la alerta general en Cantabria por el riesgo de incendios hasta que se confirmen los pronósticos que indican la llegada de lluvias generalizadas a lo largo del fin de semana.

Por ello, los equipos que conforman el operativo de lucha dependiente de la Consejería de Medio Rural (técnicos, emisoristas, guardas y cuadrillas de la Dirección General del Medio Natural) se mantienen preparados para la "actuación inmediata".

Asimismo, se mantendrán los dispositivos de vigilancia y seguimiento para detectar y poner a disposición judicial a quienes provoquen incendios.

Según la Consejería, el aumento del número de incendios entre las 20:00 y las 21:00 horas de este jueves demuestra una vez más que el objetivo de sus autores es "provocar el mayor daño y alarma social posibles, aprovechándose de la noche para actuar con mayor impunidad y para dificultar el trabajo de los miembros del operativo, además de aumentar aún más el riesgo para los trabajadores que luchan contra los incendios".

Por otro lado, desde el departamento que dirige Jesús Oria ha reconocido el trabajo y dedicación de todo el personal del operativo de lucha contra los incendios forestales dependiente de la Dirección General del Medio Natural, así como del que presta sus servicios en la Dirección General de Protección Civil, 112, voluntarios y bomberos de los diferentes ayuntamientos, que también participan en las labores de extinción cuando los incendios ponen en riesgo viviendas, infraestructuras, etcétera.