viernes 6/8/21
TRIBUNALES

El exalcalde de Astillero, Carlos Cortina (PP), deberá declarar como investigado por prevaricación

La Audiencia de Cantabria rechaza el recurso presentado por el exregidor y la trabajadora a la que pagó casi 100.000 euros en menos de tres años, contra el que no cabe recurso.

El Ayuntamiento considera que el auto confirma la existencia de “irregularidades como forma habitual en la actuación del PP” en el equipo de Gobierno.

El expreisdente de Cantabria, Ignacio Diego, y el exalcalde de Astillero, Carlos Cortina
El expreisdente de Cantabria, Ignacio Diego, y el exalcalde de Astillero, Carlos Cortina

La Audiencia Provincial de Cantabria ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por el exalcalde de Astillero, Carlos Cortina (PP), por el presunto delito de prevaricación administrativa y tráfico de influencias al contratar a una trabajadora “durante más de tres años” y a la que pagó cerca de 100.000 euros. La sentencia, facilitada por IU, también rechaza el recurso interpuesto por la trabajadora, Rosa Nozal, hermana de una empleada municipal. Dado que no cabe recurso contra esta decisión judicial, “último intento de lograr el archivo y sobreseimiento de la causa”, como señala IU en un comunicado, todo apunta a que Cortina deberá sentarse en el banquillo como investigado, antes imputado.

En el texto, la Audiencia señala que en la primera mitad de 2007 Nozal facturó 14.500 euros al Ayuntamiento por el concepto de análisis y descripción de puestos de trabajo, cantidad superior a los 12.000 euros que contempla la propuesta de gasto aprobada por el Consistorio. Sin embargo, la trabajadora siguió facturando nuevas cantidades en sucesivos periodos “sin aprobación de propuesta de gasto”, llegando a estar de enero de 2007 a mayo de 2008 por un trabajo para el que “un año era tiempo más que suficiente”. En total, el Ayuntamiento abonó 44.950 euros, lo que excede “los límites aplicables a la contratación menor”.

Ortiz ha considerado que este caso “es sangrante”, pues la cantidad asciende a 98.749,96 euros

Tras la elaboración de los puestos de trabajo, como recoge el auto, Nozal volvió a facturar al Ayuntamiento por la “valoración de puestos de trabajo”, labor para la que “se había contratado una nueva empresa, pues era un trabajo especializado para el cual la recurrente no estaba capacitado”.

En total, “el Ayuntamiento contrató unilateralmente” a la hermana de una empleada municipal durante un año y ocho meses, abonando 66.707,95 euros, para realizar una labor para la que “se había contratado a una empresa especializada”.

El auto concluye, por tanto, que el Consistorio “contrató durante más de tres años a Rosa Nozal”, que en ese periodo “emitió 38 facturas” que le fueron abonadas por un total cercano a los 100.000 euros.

CONFIRMA IRREGULARIDADES

El auto abre ahora un proceso que el resto de partidos en el Ayuntamiento esperan que termine en la apertura de juicio oral. El actual alcalde de Astillero, Francisco Ortiz, ha expresado su “respeto total a la legalidad”, considerando además que “esto confirma la existencia de irregularidades como una forma habitual de actuación del PP en el Ayuntamiento”.

Ortiz ha considerado que este caso, que se suma a otros abiertos tanto contra Cortina y otros miembros de su equipo de Gobierno municipal, “es sangrante”, pues la cantidad asciende a 98.749,96 euros, que se pagaron a Nozal por “trabajos que realizaba otra empresa”, y que no tienen la correspondiente justificación.

Martín ha señalado que ahora mismo está “a la expectativa” de la apertura de ese juicio oral, momento en el que “solicitará la dimisión de Cortina”

Respecto al proceso judicial, el regionalista ha deseado que “no se dilate más” y que se emita una “resolución definitiva”, reconociendo que han sido los propios encausados los que “han ido metiendo palos en la rueda”.

En similares términos se ha expresado el secretario general del PSOE de Astillero y primer teniente de alcalde, Salomón Martín, personado en la causa de forma particular. En declaraciones a este medio, Martín ha señalado que ahora mismo está “a la expectativa” de la apertura de ese juicio oral, momento en el que “solicitará la dimisión de Cortina” como concejal y portavoz del PP en el Consistorio, pues lo que se le imputa son “varios delitos muy graves”.

Quien sí ha pedido ya la dimisión del exregidor ‘popular’ por “enésima vez” es IU, cuya portavoz, Leticia Martínez, ha subrayado la “obligación moral y legal” de llevar este asunto a los tribunales, motivo por el que la formación se sumó al proceso como acusación.

“Carlos Cortina fue responsable máximo de una contratación irregular a una persona cercana a su partido, la cual se llevó a cabo en contra del criterio del interventor y del secretario municipal y durante un largo periodo de tiempo”, ha recordado Martínez, quien ha señalado también que su formación ha perdido la cuenta “de las veces que pedimos la dimisión de Cortina como cargo público, así que lo exigimos de nuevo, por enésima vez”.

En este sentido, la portavoz ha destacado la labor de IU en la denuncia de la corrupción, “tanto a nivel municipal como autonómico”, y el perjuicio que provoca “a las arcas públicas o cualquier maltrato a los trabajadores y las familias”.

Comentarios