viernes 20/5/22
MOVILIZACIÓN

Europa se echará a la calle el sábado 21 para frenar el tratado de libre comercio UE-Canadá

Cantabria por lo Público y sin Recortes advierte de que Estados Unidos pretende “utilizar el CETA para entrar en Europa a través de Canadá”, Estado con el que ya mantiene otro tratado de libre comercio, el NAFTA.

Más de veinte ciudades españolas acogerán movilizaciones; la manifestación de Santander partirá del Ayuntamiento a las 12:00h y terminará en Pombo con un concierto de Coverage.

tratado02
José Ramón Merino, Ruth Ruiz y Sergio Tamayo, durante la rueda de prensa

La sociedad civil europea se echará a la calle el sábado 21 para intentar frenar el tratado de libre comercio UE-Canadá (CETA) y para instar a la Unión Europea a rechazar ese acuerdo. La Comisión de Comercio Exterior (INTA) del Parlamento Europeo tendrá que pronunciarse sobre el CETA el 24 de enero, y el 14 de febrero será el Pleno del Parlamento Europeo el que tendrá que votar sí o no a un acuerdo que Estados Unidos –con el tratado de libre comercio EEUU-UE (TTIP) prácticamente fuera de juego– pretende “utilizar para entrar en Europa a través de Canadá”, Estado con el que precisamente ya mantiene otro tratado de libre comercio, el NAFTA.

Así lo ha manifestado este jueves la plataforma Cantabria por lo Público y Sin Recortes, cuyos miembros José Ramón Merino (STEC), Ruth Ruiz (Podemos) y Sergio Tamayo (Interpueblos) han comparecido en rueda de prensa en Santander para informar sobre la movilización del sábado en la capital cántabra, que partirá del Ayuntamiento a las 12:00h y terminará en Pombo con un concierto del grupo de rock Coverage que comenzará a las 13:00h.

Los miembros de la plataforma han advertido de que el CETA –que para salir adelante necesitaría la aprobación primero del Parlamento Europeo y después de todos y cada uno de los parlamentos estatales; y del que PP, PSOE y C’s ya se han mostrado a favor– consagraría un sistema judicial paralelo y aún más favorable a las multinacionales frente a los gobiernos y los trabajadores, liberalizaría aún más los mercados financieros, recortaría aún más los servicios públicos y los derechos laborales y supondría la pérdida de unos 100.000 empleos en la Unión Europea y Cánada.

Por todo ello, sindicatos, agricultores y activistas de organizaciones sociales, culturales y políticas de toda España y de toda Europa saldrán a la calle el sábado 21 con el objetivo de frenar la aprobación del CETA, también conocido como el TTIP canadiense. La respuesta europea contra los tratados TTIP y CETA ha conseguido poner contra las cuerdas las negociaciones de la UE tanto con EEUU como con Canadá, pero ninguna de las organizaciones que siguen combatiendo estos tratados de libre comercio quiere bajar la guardia. La campaña No al TTIP, en la que se enmarcan las movilizaciones del sábado, ha denunciado que tanto el TTIP como el CETA “están pensados únicamente para incrementar el flujo de inversiones, el comercio y el poder de las grandes empresas”.

Comentarios