sábado 27/11/21
EDUCACIóN

Los estudiantes se encierran de nuevo para exigir una ampliación de horarios en las bibliotecas

Aseguran que "siguen produciéndose colas y falta de espacios de estudio", lo que a su juicio demuestra que las medidas tomadas por la Administración "son más estéticas que eficaces".

El Colectivo de Estudiantes quiere evitar largas colas para estudiar durante el fin de semana
El Colectivo de Estudiantes quiere evitar largas colas para estudiar durante el fin de semana

El Colectivo de Estudiantes y el Frente de Estudiantes se encerrarán esta noche en el paraninfo de la Universidad de Cantabria hasta la hora que reclaman que permanezca abierto, las 2:45, como entre semana.

Estos grupos aseguran que el último fin de semana antes de exámenes "siguen produciéndose colas y falta de espacios de estudio", lo que a su juicio demuestra que las medidas tomadas por la Administración "son más estéticas que eficaces".

La propuesta de las organizaciones estudiantiles es "clara: apertura de la biblioteca de Derecho y equiparación de horarios con los días de entre semana".

El Colectivo ha llamado a los estudiantes a quedarse estudiando más allá del horario de cierre del Paraninfo los sábados y domingos (23.45h). Para las organizaciones convocantes "además de existir un evidente problema de falta de espacio, los horarios son muy reducidos".

La propuesta de las organizaciones estudiantiles es clara: apertura de la biblioteca de Derecho y equiparación de horarios con los días de entre semana

Para los estudiantes el de esta noche es un acto "simbólico" para presionar al Gobierno, que según ellos "más allá de las buenas palabras y promesas, no están haciendo los esfuerzos necesarios ante una de las principales necesidades de los estudiantes, y no solo de los de la Universidad de Cantabria".

En estos exámenes se unen a los universitarios los miles estudiantes de selectividad y opositores, que junto a las universidades privadas "desbordan los pocos espacios abiertos".

El Colectivo reclama al Gobierno que dote a la Universidad de recursos extra para poder abrir la biblioteca de Derecho y permita convocar extraordinariamente plazas de bibliotecarios, ya que la plantilla "ha sufrido una importante merma debido a la amortización de plazas". Además señalan que "abrir la biblioteca de Derecho en lugar de aulas de estudio supondría un gasto muy similar al actual".

Comentarios