miércoles 18/5/22
CULTURA

Estado y Ayuntamiento de Santander dejan fuera del proyecto del Reina Sofía al Gobierno autonómico

A juicio de Gema Igual, el bipartito “ha roto el acuerdo y no se trata de flecos legales, sino de voluntades políticas”.

Ramón Ruiz denuncia que el fin de la reunión era “excluir a Cantabria” y escenificar una “nueva humillación” del PP.

El archivo Lafuente estará en la antigua sede del Banco de España
El proyecto de la sede del Reina Sofía no contará con el Gobierno de Cantabria

El Ministerio de Cultura y el Ayuntamiento de Santander continuarán sin el Gobierno cántabro con el proyecto para implantar la sede del Museo Reina Sofía en la capital cántabra para acoger el Archivo Lafuente.

Así lo han anunciado este miércoles la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, que han celebrado una reunión en Madrid para abordar el proyecto y a la que inicialmente estaba previsto que asistiera el consejero de Cultura cántabro, Ramón Ruiz (PSOE), quien ayer anunció que no acudiría porque no se había cerrado con el Ayuntamiento un "documento de consenso" sobre el futuro de este espacio cultural.

"El Gobierno de Cantabria ha roto el acuerdo y no se trata de flecos legales, sino de voluntades políticas. Es una tomadura de pelo", ha explicado Igual en una rueda de prensa tras la celebración de una reunión en la Secretaría de Estado de Cultura a la que se esperaba asistiera también un representante del Gobierno regional.

De esta manera, la alcaldesa ha asegurado que el coste económico será asumido por el Ayuntamiento -se había fijado un tope de 10 millones de euros en el anterior acuerdo- y, de momento, para el proyecto museográfico, habrá una partida inicial de 400.000 euros. Las estimaciones apuntan a que las obras para acondicionar el antiguo edificio del Banco de España como sede podrían empezar a finales de 2018.

La alcaldesa ha explicado que se modifica la propia denominación del museo, que pasaría a ser de titularidad estatal, en vez de autonómica

Igual ha explicado que este proyecto surge en el año 2012, si bien es a partir del año 2016 cuando se alcanza un acuerdo a tres bandas con el "compromiso público" del Gobierno cántabro. "A partir de entonces, todo han sido largas", ha lamentado Igual, quien cree que este último desplante a la reunión -anunciado ayer a última hora, pidiendo un aplazamiento- supone "un punto de partida" para un proyecto sin los gobernantes de la comunidad.

La alcaldesa ha recordado que a lo largo del último año se han ofrecido distintas posibilidades de abordar el proyecto -incluida la puesta en marcha de un consorcio- que no han sido contempladas por el Gobierno regional. En especial, ha remarcado que el Ayuntamiento se comprometió a asumir inicialmente ese coste de 10 millones de euros y que fuera devuelto a plazos durante el periodo de puesta en marcha del centro.

Sin embargo, entiende que el Gobierno de Cantabria ha ido proponiendo modificaciones, hasta llegar a un último documento enviado antes de la reunión en el que "se cambia prácticamente todo y rompe el acuerdo". Así, Igual ha remarcado que en el documento se pedía desde cambiar la denominación del museo o su titularidad jurídica (estatal), hasta eliminar el compromiso de devolver el dinero adelantado.

"Nosotros siempre hemos tenido voluntad de diálogo y hemos confiado en sus tiempos, aun pareciéndonos largos. Pero hoy se han desmarcado y no vamos a seguir dependiendo de quien no quiere que avancemos", ha apuntado, tras remarcar el compromiso de su ayuntamiento para seguir adelante con el archivo Lafuente. "Santander tendrá lo que los santanderinos quieran", ha indicado.

CAMBIOS EN EL ACUERDO

Entre los cambios que plantea el nuevo documento, la alcaldesa ha explicado que se modifica la propia denominación del museo, que pasaría a ser de titularidad estatal, en vez de autonómica, y el Gobierno de Cantabria deja de estar comprometido a correr con el coste de mantenimiento del museo.

Además, "se impone" a la Secretaría de Estado de Cultura el compromiso de realizar aportaciones dinerarias al proyecto y se suprime la cláusula que eximía al Museo Reina Sofía de asumir gastos de acondicionamiento, mantenimiento o funcionamiento.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, ha considerado que "el fin" de la reunión "era excluir a Cantabria" del proyecto

Asimismo, desaparece el compromiso expreso del Gobierno regional de devolver al Ayuntamiento la financiación adelantada para la ejecución del proyecto y no queda garantizada la recuperación íntegra de las aportaciones por parte de la administración municipal.

"Lo que antes era un compromiso firme y recíproco de todas las administraciones, se convierte en una mera eventualidad", ha denunciado Igual, que ha considerado todo esto "una gran tomadura de pelo" por parte del Gobierno de Cantabria, al que ha pedido que "no se engañe a los santanderinos".

NUEVA HUMILLACIÓN

En un comunicado, el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, ha considerado que "el fin" de la reunión "era excluir a Cantabria" del proyecto, un objetivo que, a su juicio, ya estaba definido antes de producirse el encuentro.

Para el Ejecutivo regional, la reunión de este miércoles en Madrid es "la escenificación de una nueva humillación del Partido Popular al Gobierno de Cantabria".

"Nos han excluido unilateralmente de un proyecto que hemos reiterado que nos interesa, que apoyamos y que queremos que salga adelante porque consideramos que es de excepcional calidad", ha añadido el consejero, para quien "la reunión celebrada hoy estaba predestinada a este fin: excluir y humillar una vez más a Cantabria".

Ruiz ha criticado y se ha quejado de que el secretario de Estado, "sin hablar con el Gobierno de Cantabria", haya decidido que el Ejecutivo regional "no quiere estar en este proyecto". "En la anterior reunión ya comprobé su inclinación hacia el Ayuntamiento de Santander pero le pido rigor, prudencia y responsabilidad antes de hacer ese tipo de declaraciones", ha censurado.

Para Ruiz, estas nuevas declaraciones "se enmarcan en una estrategia que busca la humillación de este Ejecutivo y que pretenden encubrir y distorsionar una realidad palmaria, que es la apuesta clara y sin fisuras de este Gobierno por un proyecto cultural ambicioso y que debe tener una proyección que sobrepase el ámbito regional".

Por otra parte, el consejero ha asegurado que la alcaldesa de Santander "miente una vez más" al decir que el Gobierno ha "roto" el acuerdo.

Según expone el consejero, fue la propia regidora quien se comprometió a cerrar un documento consensuado con el Gobierno de Cantabria antes de acudir a la reunión de este miércoles con la Secretaría de Estado.

Ruiz ha afirmado que la Consejería "cumplió" con este acuerdo con el Ayuntamiento y presentó el día 22 de mayo el borrador del convenio y sostiene que es la alcaldesa la que no ha hecho su trabajo de valorar este documento y hacer las aportaciones que considere el Consistorio para llevar a la reunión de hoy una postura común ante el Ministerio y sacar adelante este proyecto.

Ha señalado que hasta el día 28 del mismo mes, se mantuvo una línea abierta entre el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander para seguir trabajando sobre este borrador con la idea de redactar un convenio que fuera consensuado por ambas partes, y presentarlo de manera conjunta para la reunión prevista en el Ministerio de Cultura hoy jueves día 14.

El Gobierno de Cantabria señala que "ante la falta de comunicación", ayer, un día antes de la reunión, se anunció tanto a la alcaldesa de Santander como al secretario de Estado de Cultura que el consejero de Educación, Cultura y Deporte no iba asistir a la reunión de hoy al no contar con un documento de consenso, por lo que dicha reunión "iba a ser una mera declaración de intenciones y no se iba a dar ningún paso más en el proyecto Reina Sofía-Archivo Lafuente".

Respecto a la carta, el Ejecutivo señala que en dicha comunicación se decía textualmente: "Para que no haya duda de la intencionalidad política de la Consejería queremos poner de manifiesto que el proyecto Reina Sofía-Archivo Lafuente es una prioridad por nuestra parte por ser un proyecto cultural de primer nivel para Cantabria".

El consejero ha insistido en que el Gobierno de Cantabria "apoya y quiere que salga adelante este proyecto" pero ha insistido en que para eso "es necesario contar con socios leales que entiendan el respeto institucional que merece un Gobierno autonómico y que les mueva el interés por mejorar los activos culturales de la comunidad autónoma".

"Las amenazas y ultimátum a que nos tiene acostumbrados la alcaldesa de Santander son una muestra del talante que desde el Ayuntamiento se ha querido imprimir a esta compleja negociación, y el resultado de la reunión de hoy es un ejemplo más del nulo respeto y colaboración que se ha mostrado desde el Ayuntamiento de Santander, y que ha tenido por objetivo entorpecer el desarrollo de esta negociación", ha afirmado el titular de Cultura.