jueves 2/12/21

Equo Cantabria ha informado este martes de la agresión sufrida por un militante de esta organización por parte del exalcalde pedáneo de Otañes, Santiago Berriolópez, cuando hacía fotos para denunciar “obras ilegales” en la vía verde de Alen para la construcción de una nave para ganado sin licencia. Según ha informado Equo en un comunicado, a raíz de la denuncia el Juzgado de Instrucción de Castro Urdiales ha abierto diligencias contra Berriolópez por supuestos delitos de lesiones, hurto y daños. La organización también ha presentado escritos al Ayuntamiento denunciando dichas obras “ilegales”.

Según ha explicado Equo, los hechos se produjeron el pasado 29 de marzo cuando el responsable de Urbanismo y Medio Ambiente de la Mesa de Coordinación de Equo Cantabria, Juantxu Bazán, hacía fotos en la vía verde de Alén, sorprendido por una obra de ampliación que “estaba destrozando” los taludes a ambos lados, con la “corta de decenas” de robles adultos. La vía “se está anchando” para dar acceso a camiones y vehículos de gran tonelaje a una nave para guardar ganado que, según Equo, “no tiene licencia de obras, ni cumple los requisitos que se exigen para autorizar instalaciones ganaderas, y que está muy lejos de cumplir con la legislación sobre sanidad animal”. Equo ha señalado que el ejecutor de ambas obras es Berriolópez, al que ese mismo día denunció por “agresión” y lesiones, así como por el robo del móvil y su destrucción con las fotos y archivos que contenía, incluidas las que iban a ponerse en conocimiento del Ayuntamiento sobre “la infracción urbanística y ambiental que se estaba produciendo”.

En un escrito presentado el pasado 2 de abril en el Ayuntamiento, Equo pidió la paralización de las obras y que se abra un expediente de restauración de la legalidad por infracción del Plan General, de la ordenanza municipal de licencias urbanísticas, y de la Ley del Suelo de Cantabria. En un segundo escrito, registrado el 7 de abril, denunció la construcción de dicha nave “que, so pretexto de hacer un secadero de apeas en suelo forestal, se ha convertido en una nave para guardar ganado vacuno de unos mil metros cuadrados de planta, infringiendo las normas del Plan General”, además de suponer un “impacto brutal sobre el paisaje” y no disponer de informe de impacto ambiental y licencia urbanística, entre otros.

Equo ha lamentado “la falta de control del territorio y la deficiente disciplina urbanística” del Ayuntamiento de Castro Urdiales, a pesar de las graves infracciones que se están cometiendo y de que en el caso de la nave el departamento de Urbanismo “ha tenido conocimiento de tales hechos desde hace más de medio año”. La organización ha calificado estos hechos de “muy graves” y espera que sean sancionados “convenientemente” y que el Ayuntamiento “ponga fin a la impunidad e intervenga en el ejercicio de sus competencias para expedientar y sancionar, si fuera preciso, las ilegalidades cometidas en Otañes”.