viernes 24/9/21
ASTILLERO

Entra en vigor la congelación del IBI para este año

El equipo de Gobierno municipal defiende que “en la práctica supone una reducción de impuestos dado que el IPC ha aumentado” un 3%.

El portavoz del PSOE en Astillero, Salomón Martín
El primer teniente alcalde de Astillero, Salomón Martín

La congelación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y de la plusvalía, aprobada en Pleno el pasado mes de diciembre, ha entrado en vigor, una vez finalizado el periodo de información pública, según ha recordado el primer teniente de alcalde y responsable de Hacienda, Salomón Martín.

Por segundo año consecutivo, el equipo de gobierno (PRC-PSOE) ha optado por esta medida que afecta no solo al IBI y la plusvalía, sino al resto de tributos y tasas como el impuesto de vehículos, agua, basura, instalaciones deportivas, "lo que en la práctica supone una reducción de los impuestos dado que el IPC ha aumentado este año un 3%", ha señalado Martín en nota de prensa.

Según ha indicado, en el caso concreto del IBI y la plusvalía, desde el Ayuntamiento se ha optado por reducir el tipo de gravamen municipal de ambos impuestos para, de esa forma, compensar el incremento del 4% del valor catastral obligatorio ejecutado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para nuestro municipio, con el objetivo de que, finalmente, los ciudadanos no vean aumentados sus recibos.

Pasado el período de 30 días de exposición pública de los acuerdos sobre impuestos municipales, que suponen la congelación de éstos sin que se hayan presentado alegaciones o reclamaciones a los mismos, se ha adoptado como definitivo el acuerdo plenario de la sesión del pasado 22 de diciembre de 2016 con efectos desde el 1 de enero, para el caso del IBI, y desde su publicación el día 10 de febrero en el BOC, para la plusvalía, ha explicado Martín.

Con "la reducción de hecho", del IBI y de la plusvalía para 2017, al igual que en 2016, el equipo de gobierno "pretende no gravar" la situación fiscal de los contribuyentes con el Ayuntamiento, "aunque conscientes de que hay que seguir manteniendo la calidad de los servicios públicos y atender las obligaciones municipales, conjugándolo con una política fiscal "justa, equitativa y progresiva". "Se antepone, por tanto, el compromiso social con la ciudadanía frente a obtener un incremento de la recaudación para las arcas municipales", ha finalizado.