lunes 6/12/21

Este jueves la unidad especializada en incendios de la Guardia Civil daba la orden de enterrar los restos de las 24 vacas tudancas calcinadas en el incendio declarado en la madrugada del pasado domingo en una cuadra ubicada en el pueblo de Bielva, en Herrerías. Para ello, dos palas excavadoras han realizado un enorme agujero a unos 400 metros de la finca, donde los restos han sido depositados y enterrados en cal viva.

Junto a esto, los restos, guardados en varias bolsas, fueron tapados con una mezcla de animales y de escombros, según publica El Diario Montañés. Asimismo, se sigue investigando las causas del incendio para conocer si pudo haber sido intencionado.