martes 19/10/21
EDUCACIÓN

Educación plantea la mascarilla obligatoria para los alumnos a partir de primero de Primaria

Se contemplan tres escenarios en la nueva normalidad: la presencialidad para todas las etapas y niveles; la docencia mixta presencial y no; y un tercero que implicaría una nueva suspensión de la docencia presencial.

El protocolo general de organización para el próximo curso escolar, que pretende garantizar la docencia presencial y que es de aplicación hasta el fin de la crisis sanitaria, plantea contar con 175 docentes más (75 en Primaria y 90 en Secundaria), así como la obligación de que todo el alumnado a partir de primero de Primaria utilice mascarilla.

El protocolo, que ha avanzado hoy lunes en rueda de prensa la consejera de Educación, Marina Lombó, contempla la creación de un coordinador Covid-19 de cada centro, la formación de grupos estables de alumnado en aulas de dos años y en todos los cursos de Infantil y Primaria, y la separación de al menos 1,5 metros entre personas, entre otras medidas.

Lombó ha explicado que el documento cuenta con el informe favorable de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Cantabria y se enviará a la Junta de Personal Docente, comités de directores, mesa de las familias y Consejo Escolar. La Consejería escuchará sus aportaciones esta semana -esta tarde se reúne con la Junta de Personal- con el objetivo de remitirlo a los centros la semana que viene.

Se contemplan tres escenarios: la presencialidad para todas las etapas y niveles; la docencia mixta presencial y no; y un tercero que implicaría una nueva suspensión de la docencia presencial

 

Para un curso que supone "un desafío sin precedentes" se contemplan tres escenarios en la nueva normalidad: la presencialidad para todas las etapas y niveles; la docencia mixta presencial y no; y un tercero que implicaría una nueva suspensión de la docencia presencial.

Lombó ha apelado a la responsabilidad y ha explicado que cada centro deberá remitir a las familias una declaración responsable que habrán de devolver firmada por la que se comprometen a no asistir a clase con síntomas de Covid-19 y a comprobar diariamente el estado de salud del alumno.

El protocolo recomienda la creación de un coordinador de Covid de cada centro que será el interlocutor con la Consejería en esta materia. La coordinación central corresponderá a Inspección, que a su vez estará en contacto con Salud Pública.

NUEVAS NORMAS

Todo el alumnado a partir de primero de Primaria deberá usar mascarilla aunque se pueda mantener la distancia de seguridad.

Se crearán grupos burbuja para los alumnos de los niveles de dos a 12 años. Junto a su tutor, serán grupos estables de convivencia, cuyos miembros podrán jugar y socializar entre sí, pero evitarán la interacción con otros; medida que será "especialmente estricta" en el caso de Infantil, que no lleva mascarilla. En este sentido, cada centro organizará el recreo para que los grupos no se junten en el patio.

En el resto de etapas (ESO, Bachillerato, FP, etcétera) se guardará una separación de al menos 1,5 metros entre personas. Por tanto, serán las dimensiones de las aulas las que marquen el número de alumnos que pueden albergar.

En el escenario 1, el transporte escolar funcionará con regularidad y será obligatoria la mascarilla para todos, desde los tres años. El servicio de comedor garantizará una distancia mínima de 1,5 metros; se aconsejan turnos y se permitirá comer en el aula.

La consejera ha subrayado que la implantación del protocolo requiere "mucho dinero", un "esfuerzo presupuestario sin precedentes"

En el escenario 2 se priorizará la actividad presencial del alumnado de las etapas de Infantil, Primaria y segundo de Bachillerato. Dentro de la ESO, la prioridad es primero, segundo, tercero y cuatro. Se valorará suspender el servicio de comedor.

El protocolo recoge que, con carácter general, los centros podrán proponer una distribución del horario lectivo diferente al establecido, por ejemplo, solicitar una autorización excepcional para el cambio de jornada o establecer turnos de mañana y tarde, con la premisa de que los segundos se reservarán para los alumnos de mayor edad y en ningún caso para el alumnado entre Infantil y segundo de la ESO.

Podrá haber diferentes agrupamientos del alumnado y de asignaturas, y en Primaria y ESO se realizarán actividades de refuerzo desde comienzo del nuevo curso. En los primeros días se familiarizará al alumnado con las nuevas medidas y se acordará la plataforma que utilizará el centro en caso de docencia no presencial, que será la misma para todo el colegio o instituto.

RECURSOS

La consejera ha subrayado que la implantación del protocolo requiere "mucho dinero", un "esfuerzo presupuestario sin precedentes", y sin embargo el fondo de 2.000 millones del Gobierno central es "injusto e insuficiente" para esta comunidad, que no sabe cuándo llegará ese dinero y a cuánto ascenderá concretamente, ha denunciado. Por el contrario, prueba del "compromiso" del Gobierno de Cantabria con la educación, ha dicho Lombó, es el cupo, ordinario y extraordinario o Covid, que se está cerrando.

En Primaria, pese a que habrá 30 unidades menos, habrá 75 docentes más, y en Secundaria se contará con 90 profesores adicionales, es decir, un total de 175 -que supondrán una inversión de nueve millones de euros-, muy alejados de los "400 o 450" que quiere la Junta de Personal Docente.

Este cupo Covid se mantendrá hasta el final de la crisis sanitaria y Lombó ha subrayado que si no fuera por ella, las cifras serían otras habida cuenta de que hay 853 solicitudes menos de aulas de dos años, y se ha reducido el número de alumnos en Infantil y Primaria. En ESO y Bachillerato se incrementan en unos 2.000.

La Consejería adquirirá mascarillas, batas, pantallas faciales, gafas y guantes por importe superior a los 700.000 euros para los centros

Por otra parte, la Consejería adquirirá mascarillas, batas, pantallas faciales, gafas y guantes por importe superior a los 700.000 euros para los centros y éstos comprarán gel, jabón y dispensadores. Además, el gasto previsto en incremento de limpieza asciende a 500.000 euros.

Finalmente, fruto del convenio con los ministerios de Educación y Transformación Digital y Red.es, el Gobierno de España aportará 1,2 millones y el de Cantabria, 315.562 euros, para la adquisición de 2.800 'puestos educativos en hogar', es decir, equipos informáticos más conexión a internet.

Asimismo, en septiembre empezará el despliegue de 'Escuelas conectadas' por importe de 2,2 millones y del que se beneficiarán 200 centros educativos. También se pondrá en marcha un plan para la mejora de la competencia digital del alumnado y profesorado.

JUNTA DE PERSONAL

Preguntada por las demandas de la Junta de Personal Docente, que reclama más de 400 nuevos profesores para conseguir las ratios de 15-20 alumnos por aula que ha manejado el Ministerio de Educación, la consejera ha insistido en que Cantabria es una de las comunidades con menor ratio de alumnos por profesor (solo el 7% de aulas públicas de Infantil y Primaria tienen 25 alumnos) y ha subrayado que el cupo "no es un tema de negociación" con los sindicatos. "Otra cosa es que cuanto más consenso haya... es fundamental", ha dicho.

Lombó ha incidido en que la Junta de Personal Docente ha sido informada de todas las conferencias sectoriales, protocolos, etcétera, pero ha insistido en que hay cuestiones que no son objeto de negociación aunque sí se van a "debatir".

En relación al cupo, ha recordado que el Ministerio "modificó" el número de alumnos máximo y ahora, con la mascarilla obligatoria, no hay que cumplir estrictamente la distancia de seguridad y aún así se va a aumentar el número de docentes en Cantabria. Lo que ha dejado muy claro la consejera es que "en un curso ordinario no hablaríamos de estas cifras".

Comentarios