martes 7/12/21
SECTORES PRODUCTIVOS

La economía de Cantabria se terciariza

La facturación de la industria cae un 4,4%, mientras que en España subió una media del 0,4%, y el sector servicios eleva sus ventas un 6,3% en 2016 en Cantabria, por encima del valor medio.

El sector servicios gana peso en detrimento de la industria
El sector servicios gana peso en detrimento de la industria

La economía de Cantabria se terciariza. La cifra de negocios de la industria (sector secundario) cayó una media del -4,4% en 2016 en Cantabria en comparación con 2015, y los pedidos se desplomaron un -4,8%, en ambos casos los descensos más acusados del Estado tras los de Asturias (-4,6% y -6,8%), según los datos difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por su parte, el sector servicios (sector terciario) registró en 2016 un aumento medio de su facturación del 6,3% en Cantabria, donde el empleo se elevó un 2,9%, en ambos casos por encima del valor medio, según datos difundidos este martes por el INE.

La cifra de negocios de la industria cayó una media del -4,4% en 2016 en Cantabria en comparación con 2015, y los pedidos se desplomaron un -4,8%, en ambos casos los descensos más acusados del país tras los de Asturias (-4,6% y -6,8%). Así, Cantabria fue el año pasado la segunda comunidad con un descenso más acusado de la facturación de la industria entre las nueve que registraron pérdidas, si bien la media española repuntó un 0,4%. También la entrada de pedidos tuvo en Cantabria el segundo retroceso más acusado de entre las diez comunidades donde disminuyeron, aunque el conjunto del país permaneció estancado. En cuanto a la facturación en diciembre de 2016, subió un 3,1% en Cantabria en términos interanuales, por encima de la media (2,5%). Las entradas de pedidos también remontaron aunque más ligeramente en la comunidad, un 0,4%, cuando de media, en España, cayeron un -4,6% en el último mes del año.

En todo el Estado, la cifra de negocios de la industria subió una media del 0,4% en 2016 en comparación con 2015, mientras que las entradas de pedidos del sector se mantuvieron sin cambios en el conjunto del año. De esta forma, las ventas de la industria encadenan su tercer aumento anual consecutivo, aunque sea el más bajo de los últimos tres años. En 2013 y 2012, la facturación del sector registró caídas superiores al 2%, mientras que en 2011 y 2010 creció a tasas cercanas al 5% o superiores. En los otros dos años del periodo de crisis, 2008 y 2009, las ventas del sector descendieron a tasas superiores al 20%. Los pedidos, por su parte, se estancaron en 2016 tras haber repuntado en 2015 y 2014. En 2013 y 2012 cayeron más de un 2%. El avance de la facturación de la industria en 2016 fue resultado del fuerte repunte experimentado por las ventas de bienes de equipo, un 5,1%, y en menor medida, por las de los bienes de consumo no duradero, que crecieron un 3,1% respecto a 2015, y bienes de consumo duradero (+1,8%). La energía recortó su facturación una media anual del 15,7%, en tanto que las ventas de los bienes intermedios retrocedieron un 1,5% el año pasado.

Por su parte, el sector servicios registró en 2016 un aumento medio de su facturación del 6,3% en Cantabria, donde el empleo se elevó un 2,9%, en ambos casos por encima del valor medio. Así, el repunte del 6,3% en la facturación experimentado por la comunidad es el cuarto más importante por comunidades tras los de Galicia (8,8%), Baleares (7,9%) y La Rioja (7,1%) y más de dos puntos superior al incremento medio del 4,2%. Por su parte, en diciembre de 2016, la facturación del sector servicios aumentó un 4,6% en Cantabria en relación al mismo mes de 2015, el quinto menor incremento por comunidades pero dos décimas superior al medio (4,4%). En el caso del repunte del empleo del sector servicios el pasado ejercicio, Cantabria se situó en el medio de la tabla con un 2,9%, aunque medio punto por encima del registrado en España (2,4%). Igualmente, Cantabria ocupó la octava posición como comunidad donde más creció este empleo en diciembre en relación con el mismo mes de 2015, un 2,5%, dos décimas más que la media (2,3%). Sin embargo, en términos mensuales, el empleo cayó un -0,5% en diciembre en comparación con noviembre, el mayor retroceso tras Baleares (-4,2%) y similar al de Cataluña. En España la disminución fue de una décima.

En España, el sector servicios registró en 2016 un aumento medio de su facturación del 4,2%, su segundo repunte más elevado desde 2007 y el tercero consecutivo tras el logrado en 2015, cuando las ventas del sector crecieron un 4,8%. El empleo creado por los servicios creció un 2,4% el año pasado, también su tercer incremento anual consecutivo y el más alto desde el año 2006, cuando la ocupación de este sector también creció un 2,4%. Desde 2008, sólo en el año 2010, 2014, 2015 y ahora 2016 el sector ha conseguido incrementar sus ventas. En el resto de años desde el estallido de la crisis económica, los servicios recortaron su facturación, especialmente en 2009 (-13,7%).