sábado 27/11/21
MEDIO RURAL

Ecologistas en Acción considera "un grave error" que el lobo siga siendo especie cinegética en Cantabria

La asociación considera "una tomadura de pelo" que el Gobierno de Cantabria "rompa" con el único punto de consenso que se alcanzó el año pasado durante las negociaciones de la Mesa del Lobo.

"A la sociedad cántabra se le oculta sistemáticamente" que la Consejería de Medio Rural "está autorizando la matanza indiscriminada de lobos".

lobo
Lobo | WWF

Ecologistas en Acción Cantabria considera "un grave error" la decisión del Ejecutivo autonómico de continuar considerando al lobo como especie cinegética en Cantabria, y ha interpuesto un recurso contencioso administrativo por las presuntas ilegalidades observadas en los denominados controles poblacionales de lobo, ya que a su juicio son "cacerías deportivas encubiertas". En un comunicado, EA expresado su rechazo a la decisión adoptada por la Consejería de Medio Rural respecto a la futura gestión del lobo en Cantabria que, en su opinión, "demuestra una actitud irresponsable con la naturaleza y más propia del siglo pasado, en lo que parece un abandono de una gestión moderna, ética y que responda a las demandas sociales y exigencias medioambientales".

La asociación considera "una tomadura de pelo" que el Gobierno de Cantabria "rompa" con el único punto de consenso que se alcanzó el año pasado durante las negociaciones de la Mesa del Lobo, y que de forma unilateral y "repentinamente", tras "meses de paralización" del Plan de Gestión del Lobo en Cantabria, decida que esta especie "emblemática" siga considerándose "una mera pieza de caza". Una decisión que, según los ecologistas, "coincide extrañamente" con las "últimas presiones violentas" que ha sufrido el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla.

Ecologistas también se ha referido a la opinión "muy extendida" que dicha medida no resolverá el actual conflicto que existe entre el Ejecutivo y el sector de la ganadería en relación con los daños provocados por el lobo. Algo que, en su opinión, solo es posible si se incentivan medidas de prevención incluyendo nuevas tecnologías, se abonan los daños "en tiempo y forma" y se investigan "adecuadamente" las causas de todas las muertes violentas de ganado por expertos con formación veterinaria.

Por otro lado, la asociación considera de "muy difícil explicación" la reforma de la Ley de Caza que se pretende realizar para permitir el abono de los daños por parte de la Administración en los cotos privados, manteniendo el estatus de la especie como cinegética.

Ecologistas ha subrayado que estas batidas/cacerías están siendo celebradas en plena época de cría

En otro orden, Ecologistas ha denunciado que "a la sociedad cántabra se le oculta sistemáticamente" que la Consejería de Medio Rural "está autorizando la matanza indiscriminada de lobos, tomando decisiones injustificadas sobre cuándo, dónde y por qué matar lobos", así como el hecho aún "más grave" de que se está "vulnerando continuamente" la legislación medioambiental y administrativa. Como ejemplos ha citado las batidas con participación de cazadores locales y guardas que han sido "supuestamente autorizadas" durante los últimos meses en Tudanca, Liébana, Cabuérniga, Puente Nansa o Lamasón, muchas de ellas en el interior de Espacios Naturales Protegidos. Además, la asociación ha lamentado que los ayuntamientos y juntas vecinales están convocando y animando a los vecinos a participar en estas cacerías, "incrementando así el odio hacia la especie y culpándole sin motivo de las desgracias de los pueblos". Ecologistas ha subrayado que estas batidas/cacerías están siendo celebradas en plena época de cría, no solo del lobo sino de la mayoría de especies de fauna; así como que presuntamente participan hasta 50 o más cazadores por batida, "autorizados o no", que utilizan métodos de caza prohibidos como voladores explosivos, mientras técnicos y guardas "hacen la vista gorda ante las irregularidades".

Ante estos hechos, la asociación ha interpuesto un recurso contencioso administrativo por las presuntas ilegalidades observadas en los denominados controles poblacionales de lobo, que a su juicio son "cacerías deportivas encubiertas por lo habituales", ya que se celebran en amplias zonas de montaña de Cantabria cada semana, "Parque Nacional, Parques Naturales y Lugares de Importancia Comunitaria incluidos".

Ecologistas denuncia que estos controles están siendo "todo menos profesionales, no están justificados ni técnica ni moralmente", y "no están disminuyendo el número de ataques a la ganadería". Por ello, en su opinión, el interés de mantener esta práctica es que desde la administración "se busque seguir manteniendo al lobo como válvula de escape para las frustraciones de algunos ganaderos, ya que es mucho más fácil autorizar batidas de lobo para que esos ganaderos, que en un gran porcentaje son a su vez cazadores, se desahoguen, en vez de afrontar los problemas que padece el sector con seriedad y profesionalidad".

La asociación ecologista ha sostenido que, de no producirse un cambio radical en la forma en que actualmente se gestionan las poblaciones de lobo en Cantabria, los efectos negativos pueden ser "impredecibles" en el futuro, y por ello han instado al Gobierno autonómico a que rectifique su decisión y adopte "un nuevo rumbo valiente en la gestión del lobo".

Finalmente, Ecologistas ha desmentido que en Cantabria se haya producido un "aumento desmesurado" de la población de lobo. "Los datos oficiales existentes en la actualidad desmienten esta afirmación y los responsables políticos deberían cuidar sus palabras y manifestaciones", ha sostenido el colectivo.

IU lamenta que el Gobierno "rompa el consenso" de la Mesa del Lobo

Por su parte, Izquierda Unida de Cantabria ha criticado que el Gobierno de Cantabria haya decidido dar marcha atrás y mantener al lobo como especie cinegética, cediendo de esta manera a los intereses de cazadores y ganaderos y rompiendo así el consenso conseguido en la Mesa del Lobo. En este sentido, el responsable de Política Institucional de la formación, Miguel Saro, ha apuntado que en la Mesa del Lobo se había logrado "un gran avance" considerando la especie no cinegética y haciendo un control limitado, lo que había supuesto la cesión de todas las partes. En un comunicado, IU ha tildado de "lamentable" este "viraje" del Ejecutivo que "rompe todos los puentes" construidos en favor del colectivo ganadero y cazador en detrimento de las posturas de las asociaciones de conservación de la biodiversidad de Cantabria como Ecologistas en Acción, Arca, Defensa Animal de Cantabria o Fundación Oso Pardo.

Saro ha recordado que el Plan de Gestión del Lobo al que se había llegado recogía indemnizaciones de los daños causados por la especie en todo el territorio de la comunidad autónoma y la posibilidad de controles de población de la especie efectuados por el personal técnico de la Consejería. Por tanto, la ruptura del consenso conseguido durante más de dos años de reuniones entre ganaderos, cazadores y conservacionistas "solo avivará la tensión entre estos colectivos", ha advertido el también concejal de IU en Santander.

Asimismo, IU ha calificado de "desafortunado" que el portavoz de Ganadería del Grupo Parlamentario Popular, Luis Carlos Albalá, "celebre" que el consejero de Medio Rural, el regionalista Jesús Oria, dé marcha atrás ya que "los ganaderos no verán protegida su cabaña ganadera". "Permitir a los cazadores matar lobos no soluciona el problema, como así lo demuestran los controles poblacionales y las masacres cometidas en batidas de caza hasta ahora", ha sentenciado Saro.