viernes 22/10/21
TURISMO

El dueño del balneario afectado por un brote de legionela con un muerto, reelegido jefe del ICTE

La Junta Directiva del Instituto para la Calidad Turística Española decide “por unanimidad” que Mirones desarrolle un nuevo mandato de tres años al frente de la institución, de la que forman parte las patronales del sector turístico y las Administraciones estatal, autonómica y local.

mirones02
Miguel Mirones

El dueño del balneario cántabro afectado por un brote de legionela que provocó una muerte el pasado año 2017, el empresario cántabro Miguel Mirones, ha sido reelegido presidente del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE). El Balneario de Liérganes, en el que 13 personas se contagiaron de legionela y una de ellas murió, es propiedad de Mirones, ex presidente de CEOE-Cepyme Cantabria, propietario del Grupo Tres Mares SA y presidente de su filial Relais Termal, la principal cadena de balnearios de España, que –además del de Liérganes– cuenta con los balnearios de Termas Pallarés (Zaragoza), Cestona (Gipuzkoa), Acuña (Pontevedra), Graena (Granada), Grávalos (La Rioja) y Baños de la Albotea (La Rioja).

Mirones ha sido reelegido presidente del ICTE, para un nuevo mandato de tres años, “por unanimidad” de la Junta Directiva del Instituto, según ha informado el ICTE en un comunicado. El empresario cántabro, presidente del Instituto desde 2003, ha valorado la “trascendencia del momento” que vive la marca Q de Calidad Turística que gestiona el ICTE, por su presencia en el ámbito de la Organización Internacional de Normalización y de la Organización Mundial del Turismo (OMT), cuya presidencia ejerce también Mirones.

También ha sido reelegido, en este caso como tesorero del ICTE, Jesús Blanco

También ha sido reelegido, en este caso como tesorero del ICTE, Jesús Blanco, presidente de la Asociación de Turismo Rural de Cantabria y de la española Asociación para la Calidad del Turismo Rural (ACTR), que engloba a la mayoría de asociaciones del sector en España. El resto de la Junta Directiva ha quedado conformada por los vicepresidentes Alfredo García Quintana, de la Federación Española de Hostelería (FEHR), y Valentín Ugalde, de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT). Como secretario ha sido reelegido Rafael Gallego, en representación de las agencias de viaje como presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV). El resto de representantes de las patronales que conforman el ICTE, así como las tres Administraciones –estatal, autonómica y local–, tendrán la consideración de vocales de la Junta.

El Instituto para la Calidad Turística Española está formado por las federaciones sectoriales de cada ramo –hoteles, restaurantes, campings, turismo rural, estaciones de esquí, agencias de viajes, tiempo compartido, transporte por carretera, balnearios, campos de golf, ocio nocturno, estaciones náuticas, turismo activo y turismo industrial–, por la Secretaría de Estado de Turismo –dependiente del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital del Gobierno español–, por las comunidades autónomas y por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

“Mi madre no habría acudido al Balneario de Liérganes si hubiera sabido lo que allí ocurría”. Así se expresó la hija de la mujer de 83 años fallecida en septiembre por una legionelosis de la que se contagió en el Balneario de Liérganes propiedad de Mirones, al que llegó el 4 de septiembre, casi un mes después de que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria recibiera el 7 de agosto la notificación de que existía un brote de legionela en sus instalaciones. “Estas cosas son perjudiciales para ellos y sus negocios, no les interesa que se sepan”, añadió la hija de la fallecida, que no entiende que la Consejería de Sanidad no cerrara el Balneario de Liérganes el mismo 7 de agosto.